Racistas y excluyentes Ed.826

0
187

Racistas y excluyentes. Otra vez la alegría y los gritos de ‘qué verraquera’ por la vuelta a la vida política de Piedad Córdoba; que se hacía justicia, gritaron unos, que al fin fuera de las garras del uribestiario, dijeron los otros; y, otra vez, en la otra orilla, que son como la mitad (ahora todo es por mitad), diciendo lo contrario: que eso no es posible, que cómo así, que esa negra es Teodora la guerrillera, que no puede ser otra vez candidata a nada, que se necesita a Monseñor Ordóñez y al amansador salgareño en la casa de Nari para que vuelvan a tramitar las inhabilidades y las condenas contra Piedad. 

Pues bien esto ha sucedido en la Academia después de que se supo que el Consejo de Estado le quitara todas las sanciones e inhabilidades que le habían acomodado a quien habían señalado como la auxiliadora de las FARC, como la subversiva y hasta como la amante de Chávez. Las discusiones en la Academia han estado al límite, hasta que alguien se le ocurrió decir que cómo les quedaría el ojo que si Piedad intentara ser candidata a la presidencia y que fuera de eso lo lograra. En este punto casi que tuvieron que llamar la policía, porque ya se estaban armando de botellas y remangándose la camisa dispuestos a las trompadas.

Que les caiga la Dian. Y que entiendan que en este mundo nadie se salva ni de la muerte ni de pagar impuestos, así estos digan que tiene contacto y sólo le obedecen a al Espíritu Santo. De aquí para allá tendrán que obedecer y tributar al César que en este caso es Juanma, para que se cumpla la palabra. A dios lo que es de Dios y al César lo que es del César y no se las den de aviones. Mi diosito es grande y poderosos dijo el académicos creyente que piensa que en todo caso algún día se hará justicia. Esto a propósito del anuncio de Juanma que incluirá en la reforma tributaria el impuesto a dios, que tanto temen curas pastores, profetas y demás farsantes que por el mundo van llenando las alforjas con las limosnas de incautos y necesitados que piensan que efectivamente estos sujetos se comunican con alguna instancia de la divinidad y que por eso se vuelven millonarios o convierten las iglesias en grandes corporaciones de negocios, donde trafican con las cosas de este mundo y los asuntos del más allá en las dimensiones del cielo y del infierno, (el dinero es el estiércol del demonio) tal como lo ha hecho por estos escondrijos el Moncho Luis Augusto que hoy por hoy es el agente inmobiliario y comercial más importante de la vieja Hunza, igual que los demás de las otras iglesias adoradores del becerro de oro que es la acumulación del billete a toda costa, a estos Juanma ha decidió caerles para que la Dian los cubra con su santísimo manto para repartir lo que les esquilman a los incautos de la fe, donde unos y otros están lejos de conocer a Dios. Pero también hay otros académicos la mitad (otra vez la mitad) que dice que No. Que esas son las mentiras y las calumnias que todos los de la otra mitad.

El uribestiario sin qué decir. Sorprendidos los del No, pero en especial estos que encabeza el amansador salgareño. Ganaron y se asustaron, es decir mataron el animal y quedaron despavoridos viendo el cuero. El uribestiario quedó como un cuero (así dicen las señoras), no esperaban ganar y por eso no tuvieron qué decir, pero, claro, ahora están reaccionando y reclamando, ensombreciendo y amenazando. Y nadie sabe qué puede pasar. Los Académicos en verdad han estado de siquiatra desde el lunes 3: la mitad que esperan que este cercado muisca sea gobernado de inmediato por Rigoberto, Ciro chico y el mono Sánchez, y la otra mitad que piensa que es mejor no pensar.

Dejar una respuesta