Jorge Luis Camero, un boyacense que lleva sonrisas a los niños más necesitados en Bogotá

0
1517
Archivo personal

Este guatecano lidera una importante y benéfica iniciativa en la capital del país, la cual consiste en llevar alegrías y felicidad a los niños de las zonas más pobres de Bogotá. Su idea que nació años atrás busca que, en las fechas más significativas para los niños como la navidad o el halloween, reciban un regalo y un refrigerio, ya que el lugar donde reciden, padece necesidades y sus familias no tienen la oportunidad de brindarles un detalle.

EL DIARIO: ¿Cuándo decide interesarse por los niños de escasos recursos?

Jorge Luis Camero: Para diciembre de 2015, una amiga me invitó a donar un regalo para la navidad en el barrio mirador de la estancia, allí comprendí la importancia de ayudar a los demás. Luego para abril de este año me puse en contacto con una persona del barrio ya mencionado, quien es la encargada de trabajar por los niños y me brindó el espacio para compartir con ellos. La idea es llevarles a parte de regalos, felicidad que es lo más importante.

E.D: ¿Quiénes los apoyan en esta bonita labor?

J.L.C: Yo siempre soy el que encabezó estas actividades, me encargo de convocar gente que también esté interesada en ayudar a los demás, en promedio siempre participan cerca de unas 25 personas que le ponen el hombro y el corazón por hacer feliz a estos niños.

E.D: ¿Qué siente cuando ve la sonrisa en un niño?

J.L.C: Una felicidad muy grande, uno nunca se imagina que al ayudar a los demás se sienta tal satisfacción, cuando uno regala sonrisas y da sin esperar nada a cambio la felicidad llega por si sola. En sí, esto lo hago con un solo fin; compartir con los niños y hacer junto con los que me ayudan un espacio de alegría y al mismo tiempo que nosotros seamos felices compartiendo con ellos.

E.D: ¿Cómo es la respuesta de los niños hacia usted?

J.L.C: De total felicidad, cuando llegamos a este lugar, de entrada, ya nos reciben con un abrazo y una sonrisa, ellos saben que van a pasar un momento agradable y sin duda el cariño y amor que sienten hacia nosotros es el mejor regalo que podemos recibir al hacer esta bonita iniciativa.

E.D: Para hacer este tipo de actividades se requiere un gran esfuerzo, donde se gasta tiempo y se invierten recursos, ¿De dónde sale el dinero para financiar esta actividad?

J.L.C: Primero que todo quiero hacer una aclaración, nosotros no pertenecemos a ninguna fundación, lo hacemos como iniciativa propia, solo recibimos aportes de personas naturales que se convocan a través de las redes sociales, quienes donan regalos nuevos o de segunda, otras dan dinero en efectivo, el cual lo utilizamos para comprar el refrigerio. También se hace rifas para generar más dinero y así dar entre 90 y 110 regalos.

E.D: ¿Cada cuánto se realizan estas actividades con los niños?  

J.LC: La idea es hacerlo tres veces al año en abril que es el día del niño, en octubre para la fiesta de disfraces y en navidad. La otra semana me reúno con unos amigos para definir lo de diciembre, en esta ocasión tengo pensado hacer algo diferente, pero todavía falta detalles por concretar.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.