De la pobreza y el atraso a ser destino turístico nacional, la transformación de Tinjacá

0
11345
Foto | Hisrael Garzonroa

La transformación de Tinjacá 

Hace cuatro décadas, esta población del alto Ricaurte parecía no tener futuro: sus suelos muy pobres en nutrientes no permitían más que la precaria agricultura de pan coger y la presencia de ganados muy rústicos e improductivos, lo que hacía de la subsistencia de sus pobladores algo penoso y desesperanzador; apenas con la básica primaria en el pueblo y algunas escuelas rurales donde se impartían dos años de aprendizaje, con docentes desencantados y olvidados, la mayoría de su población joven lo primero que hacía era emigrar para buscar futuro en otras partes.

Sin embargo, un potencial que podía convertir el territorio del municipio en uno de los lugares más codiciados del país, como en efecto ha sucedido, ha venido transformando la realidad: las condiciones del clima, al punto de afirmarse que es el más propicio y acogedor, argumento que tiene respaldo en un estudio que habría hecho a mediados del siglo pasado el científico alemán radicado en Colombia, Ernesto Guhl, donde encontró que en los alrededores del casco urbano de esta población estaría el clima ideal comparado con el resto del país.

Este cambio de percepción sobre Tinjacá, unido al hecho de que en las pasadas elecciones se convirtió en referente nacional por haber ganado allí el voto en blanco y haber propiciado una jornada electoral distinta para elegir un alcalde que rompía las estructuras tradicionales de la administración local, más todo lo que se ha venido transformando este territorio con la llegada de personas e inversionistas que van viendo las nuevas oportunidades, este año, propiciado que la Revista Semana afirme que este es uno de los diez pueblos para enamorarse de Colombia, junto con Villa de Leyva, Barichara y Mompox, entre otros.

Así que esta tierra sin futuro hasta hace poco, ahora es parte de las joyas de la corona que tiene Boyacá para potenciar y consolidar el turismo como una de las actividades más importantes que generen prosperidad y bienestar en el futuro, eso sí, sin descuidar que todas las actividades que se propicien tengan en cuenta antes que nada la sostenibilidad y la sustentabilidad, una tarea que no resulta fácil.

Alcalde de Tinjacá, Félix Sierra Sierra. Foto | Hisrael Garzonroa
Alcalde de Tinjacá, Félix Sierra Sierra. Foto | Hisrael Garzonroa

En esta perspectiva, EL DIARIO diálogo con el alcalde Félix Sierra Sierra, un médico de la Universidad Nacional, nacido en la vereda de Peñas de esta localidad, que fue el artífice del cambio político del voto en blanco y que hoy frente a los destinos del municipio está convencido de las bondades y oportunidades que tiene su territorio y cómo está trabajando para consolidar una nueva realidad social, económica y política, haciendo de su comarca una de las más próspera de Boyacá

EL DIARIO: Alcalde, comencemos por el lado de las costumbres y la cultura: hace poco se sucedieron las fiestas patronales, evento al que llegan propios y visitantes. ¿Cómo les fue?

Félix Sierra Sierra: Muy bien; logramos lo que nos propusimos. Estimular los principales valores de la comunidad empezando por nuestros artesanos; la verdad, le confieso, presentaron cosas muy bonitas que yo mismo no sabía que se hacían en Tinjacá, lo cual sirve para hacer conocer al municipio de otro manera; por otra parte, la feria ganadera resultó un éxito que no esperábamos y que da la iniciativa para hacer una feria y un mercado campesino una vez al mes, que lo vamos a implementar a partir de abril o mayo, en el primer domingo, para estimular a la gente a que traiga sus animales y sus productos, lo cual hará más dinámico el comercio.

D: ¿Sí cree que está el municipio preparado para recibir a los colombianos que ahora saben que Tinjacá es uno de los diez lugares para enamorarse de Colombia?

Estamos estimulando para que aquí en el municipio haya más hoteles, balnearios, restaurantes.

S. S: Primero, déjeme decirle que fue una noticia muy buena para nosotros y que estamos haciendo todo lo necesario para no quedar inferiores al reto que se plantea; y es que precisamente esta fue una de mis propuestas en la campaña política, que se consignó en el programa de gobierno y que quedó en el plan de desarrollo: el estímulo al desarrollo turístico. Estamos propiciando que en Tinjacá se creen nuevas expectativas, tanto de negocios de la parte comercial, como de nuevas ofertas de servicios para darnos a conocer; estamos estimulando para que aquí en el municipio haya más hoteles, balnearios, restaurantes. En Tinjacá ya hay sitios reconocidos. Así que aprovechando las bondades de nuestro clima y de la ubicación geográfica estratégica en medio del corredor turístico más importante del centro del país, a tres horas de Bogotá, a cuarenta minutos de Tunja, a 15 minutos de Villa de Leyva, donde no cabe más gente, y a otros 20 de Chiquinquirá, ya vamos teniendo la capacidad para recibir y atender al turista y ofrecerle muchas cosas. Estamos explorando la posibilidad de ofrecer parapentismo para que el turista venga, se quede, disfrute de un buen almuerzo, de una buena cena, se quede en un buen hotel con la tranquilidad y la calma que nos caracteriza a los tinjaqueños y de paso también se dé un paseo ecológico y haga un deporte que, como el parapente, le genere adrenalina y se vaya feliz y contento, y con ganas de comunicarle a su familia y amigos que vale la pena conocer Tinjacá.

D: El problema de los servicios públicos, especialmente del suministro de agua es una de las limitantes en este proceso. Sobre esto, ¿Qué hay de nuevo?

S. S: Sobre esto hemos hecho una gestión muy importante desde el primer día de gobierno. El primer acto de gobierno que ejercimos el día de la posesión fue declarar la urgencia manifiesta y la calamidad pública porque efectivamente lo era, se declaró y gracias a eso cuando tuvimos una reunión con el presidente de la república con el gobernador de Boyacá en Paipa, fuimos priorizados con recursos para mitigar los problemas de agua en época de verano. El gobierno nacional a través de Gestión de Riesgo y gracias al apoyo del gobernador, tenemos una partida de mil millones de pesos que están ya confirmados para la perforación del pozo profundo en el sector de Arayanes, para lo cual el municipio ha hecho la compra del predio y la servidumbre, y se cuentan con todos los permisos para que la empresa de energía de Boyacá instale la carga necesaria para operar la bomba. Antes de finalizar febrero se inician los trabajos de peroración del pozo profundo. También tenemos estudios y diseños de todas las líneas de conducción, porque la idea con este pozo profundo es no solo darle agua al casco urbano sino también a las veredas, incluso por gravedad, es decir a las veredas de Tijo, Siativa Bbajo, Los Verdes, la parte baja de Arrayanes, Aposentos Medio, Funsa Alto, Peñas Alto. Estas veredas, que en época de verano siempre sufren por agua, ahora esperamos que tengan la solución definitiva para garantizar el suministro de agua potable en todas las épocas del año.

D: ¿El acuífero sí tiene la capacidad para suministrar los volúmenes que se requieren?

S. S: El acuífero es muy grande según lo que han dicho los expertos de Corpoboyacá y del Servicio Geológico Colombiano de donde vinieron los geólogos y revisaron el tema e hicieron todos los cálculos; se espera que tenga la capacidad para suministrar alrededor de 15 a 20 Lts/s de agua. En este momento la necesidad es de 13 litros por segundo con la población que tenemos teniendo. Los estudios dicen que hay la capacidad suficiente y con reserva proyectada a 25 o 30 años más, que como dicen los expertos, si se cuidan las zonas de recarga con buena reforestación y se hace buen manejo del agua, las reservas pueden durar cien o más años, o sea que tendríamos agua para dos generaciones o más. Lo que se va a garantizar en esta administración es el servicio firme y permanente de agua para el campo y la población urbana, por eso ahora lo que tenemos que hacer es garantizar poder llevarle el agua a los usuarios, costo que está calculado en cinco mil millones de pesos, para lo que se están adelantando las gestiones con el Ministerio de Vivienda, con la Gobernación de Boyacá, lo mismo que con la empresa de Servicios Públicos del Departamento y con el acompañamiento de Yamir López, para la gestión de recursos que permitan hacer las líneas de conducción.

D: ¿Y para todo esto sí ha servido el antecedente del voto en Blanco?

F.S.S: Desde luego, tanto hacia adentro como hacia afuera; lo primero fue darle reconocimiento a los habitantes del municipio y lo he hecho con la nómina del municipio, donde más del 80%, tanto de profesionales como de auxiliares, son personas del municipio, hemos tenido en cuenta a los jóvenes recién egresados de la universidad, incluso algunos apenas terminando carrera, que son los que trabajan con la administración; aparte de esto se ha dado un reconocimiento especial a los procesos deportivos y culturales, este año que pasó iniciamos las escuelas deportivas en varias disciplinas como futbol, natación, patinaje; hemos hecho todo por fortalecer la escuela de música y la banda de música a la cual se la dotó de nuevos instrumentos, se hizo mantenimiento a lo que había y se garantizó un profesor todo el tiempo, lo cual ha generado que la juventud tenga en qué ocupar el tiempo libre, que a su vez es propiciar tejido social que evita muchos problemas, entre otros, que los niños y los jóvenes no estén en la calle porque la calle no educa bien. Hacia afuera, con el antecedente del voto en blanco hemos sido reconocidos con respeto por los entes gubernamentales superiores; eso nos ha ayudado a tener las puertas abiertas en la Gobernación, en Corpoboyacá, en los ministerios; en todo lado hay muchos amigos, en los distintos niveles del gobierno que  gracias a esto están dispuestos a ayudarnos.

D: Hay que mejorar la calidad de vida de la gente y uno de los factores es la vivienda; en esto seguimos rezagados. ¿Qué hay para este periodo?

S. S: En este momento estamos consiguiendo recursos para 500 mejoramientos de vivienda rural; el proyecto está armado, se está haciendo la gestión, se espera que en el transcurso del año se logre la firma del convenio y se liberen los recursos para lograr que todos los tinjaqueños tengan una vivienda digna. También se gestiona la pavimentación de los barrios del municipio que están sin pavimentar; y, por otra parte, a mediados del año se entregarán las viviendas de la urbanización Alcides Sierra, ejecutoria de la administración anterior pero que tenía muchos problemas jurídicos, e inconvenientes diversos, pero ya estamos listos para hacerles las escrituras a los usuarios. Dimos dos pasos importantes con ellos, uno fue gestionar ante la Empresa de Energía de Boyacá para poner la red eléctrica y el municipio hizo un esfuerzo propio para hacer las acometidas del servicio, porque las gentes son muy pobres y no tiene con que hacerlo; y, dos, se instaló el servicio de acueducto, están listas las redes y solo falta que ellos matriculen y tiene ya disposición del servicio de agua, aquí se benefician 57 usuarios que están distribuidos en dos etapas una de 50 y otra de siete usuarios.

D: ¿Y para el campo?

S. S:En cuanto al campo, esta es una administración que ha volcado sus mayores esfuerzos hacia este sector; hemos trabajado con la mejor intención y gracias a esto hemos apoyado a los campesinos en los momentos de mayor necesidad como sucedió en la pasada sequía con la gestión ante la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, para conseguir silo por 400 toneladas, producto que lo hemos entregado a todos los que han presentado documentos se les ha dado este complemento nutricional para sus animales ya que en la época del verano tuvieron una situación muy difícil. También hemos repartido una cantidad muy importante de fertilizante como apoyo al campesino por cuestione del verano, por otra parte a seis familias se les ha entregado una geomenbrana para recubrir reservorios con capacidad para 30 metros cúbicos que permitan el autoabastecimiento de agua en las propias fincas, entre otras acciones, más lo que estamos proyectando para el resto de periodo.

D: Finalmente, todo el mundo está pendiente del nuevo Esquema de Ordenamiento territorial, EOT, quizá la herramienta más útil y necesaria para enfrentar el futuro de crecimiento y expansión de todas las actividades económicas que con seguridad van a venir en Tinjacá

S. S: Con el EOT lo que pasó es que han surgido inconvenientes: de una parte, la administración anterior inició el proceso de contratación de formulación del nuevo EOT en 2015, pero la verdad es que su ejecución solo se dio hasta 2016, así que ha sido un año de trabajo arduo, de mesas de trabajo con la comunidad, de mesas de trabajo y concertación con Corpoboyacá, pero creo que al final ya la gran mayoría de los temas están finiquitados, por eso espero que a mediados de este año tengamos EOT para la próxima década con reglas de juego claras que nos garanticen un desarrollo y crecimiento equilibrado y justo.

Dejar una respuesta