Fenómeno D1 puso contra las cuerdas al comercio minorista de Tunja

13
19936
Foto|Hisrael Garzonroa

La cadena de tiendas D1 se ha convertido en una amenaza para el comercio minorista de la capital boyacense. Los comerciantes, que han manifestado su inconformismo por la apertura de estas tiendas, deberán generar estrategias que les permitan sobrevivir a la fuerte competencia.

La cadena de tiendas D1 entró pisando fuerte en Boyacá. Ya son 17 tiendas en Tunja y se dice que serán 19. Los pequeños comerciantes de la capital boyacense se han quejado porque aseguran que la competencia por precio es desleal y los tiene muy cerca de la quiebra.

Sin embargo, la cadena de tiendas D1 opera legalmente, paga los impuestos requeridos por el municipio y centra su modelo de negocios en la venta de productos de bajo costo, líneas de marca propias, de menor calidad o contenido, pero asequible al bolsillo de muchas familias tunjanas.

Foto|Hisrael Garzonroa
Foto|Hisrael Garzonroa

Colombia, al ser un país que se rige por la libre competencia, no puede poner obstáculos a esta cadena de tiendas, y los comerciantes de Tunja deben ser conscientes de ello. Por eso, su estrategia para hacer frente a esta amenaza, no puede centrarse en desprestigiar o atacar la competencia; los comerciantes deberán buscar formas de atraer clientes, ya sea por estrategias de marketing, venta de productos de mediana y alta calidad, el trato y la experiencia que se genera en el cliente, entre otras estrategias.

Habrá otros que sepan sacar provecho a la situación, tal y como hicieron algunos comerciantes hace unos años cuando El Chispaso empezó a operar y ellos decidieron surtir sus negocios con los productos vendidos en dicho supermercado.

El plan de expansión de la cadena de tiendas D1 es ambicioso; hoy tienen una gran cantidad de sucursales en Tunja, pero muy pronto planean llegar a diferentes sectores del departamento. Por eso, los comerciantes de los diferentes municipios del departamento deberán pensar en estrategias que les permitan enfrentar decorosamente la fuerte competencia.

Otro de los grandes argumentos que se ha utilizado contra la cadena de tiendas D1 es que su expansión fomenta el desempleo en el departamento, pero hasta el momento, quienes están empleados allí afirman ser de Tunja.

13 COMENTARIOS

  1. D1 lleva en Colombia desde el 2009, ya era hora de pensar en la economia del consumidor, sean bienvenidos todos las Tiendas D1 aqui en Tunja, el proyecto no puede ser mejor, han revolucionado el meradeo. Que el pequeño comerciante se quiebra? puede ser, pero a ellos quien les controla los precios? Jamas vamos a dejar de comprar importados, productos de aseo y todo lo que ofrece D1 a muy buenos precios por comprar en la tienda de barrio. Eso es progreso señores, si quieren una ciudad, pues a vivir como en una ciudad y no como en un pueblo.

  2. Como siempre el Boyacense quejándose, los que compran en D1 son los comerciantes y a ellos les piden fiado los clientes, los particulares que llegan a D1 son los que siempre compran de contado y los de la tienda que deben mucho y no les fían, analizando el perfil de los clientes en D1 encuentro todos los tenderos de municipios y veredas, por lo tanto el comercio de la ciudad no veo que se perjudique, por el contrario existe mejora en trasporte, comida y otras compras.

  3. Si no han leido un poco de lo que pasó con las pequeñas cementeras y como los quebraron con precios por debajo de costo para apoderarsen del mercado y llegar a estos momentos en que imponen sus precios y nadie los controla…

  4. La verdad he comprado y ningun producto ha sido de mala calidad por el contrario son mejores….Almenos lo saludan a uno cuando se entra ala tienda D1….Usan un buen marketing, bajan lo gastos en muchas cosas por lo tanto sus precios son los correctos…

  5. Los afectados con los almacenes D1, son las gigantes multinacionales P&G y Colgate-Palmolive, y los almacenes de grandes superficies que se encargan de distribuir los productos y marcas de dichas multinacionales, puesto que, Koba S.A.S es una compañía Colombiana dueña de sus propias marcas en productos Alimentarios y de Aseo, adicionalmente un poco más del 90% de sus proveedores son pequeñas y medianas empresas Colombianas que tienen como principal o único cliente a Koba S.A.S, debido a que dichas empresas no cuentan con el musculo financiero que les permita destinar parte de sus fondos en COSTOSAS CAMPAÑAS PUBLICITARIAS y en consecuencia sus productos no pueden ser distribuidos en los estantes de almacenes como Jumbo, Exito o Carulla a contrario-sensu como si ocurre con las grandes empresas y marcas de propiedad de las multinacionales antes descritas, en colorario los productos y marcas que ofrece Koba S.A.S no hacen publicidad ni promoción, ello conlleva que los productos no tengan sobre costos que se transmiten al consumidor final y siendo una de las razones de sus bajos costos, igualmente permite que empresas medianas y pequeñas puedan distribuir sus productos por medio de la cadena de almacenes D1 que son propiedad de Koba S.A.S. Ahora es cierto que el grupo SantoDomingo es el dueño de Koba S.A.S. Es importante recalcar que este modelo de negocio ha dado la oportunidad y el espacio a que empresas medianas y pequeñas en su gran mayoría NACIONALES tengan un espacio en el mercado nacional que facilite su distribución. En mi experiencia personal, los productos que se venden en dichos almacenes, sí bien no son de marcas reconocidas que se publicitan en tv y radio, son productos NACIONALES de excelente calidad y buena presentación sobre todo los productos de aseo, enlatados y carnes frías, cuyos artículos son los de MÁS BAJO COSTO en relación con la competencia. Lo único decible de Koba y sus almacenes D1 es un proceso por competencia desleal iniciado por Mercadería S.A.S, dueña de los almacenes “Mercadería Justo y Bueno”, compañía que utiliza el mismo modelo de negocio que D1 y que en la actualidad no se ha resuelto. Aclaro no soy ni accionista, ni empleado, ni representante de D1

  6. El D1 es una distorsión decente, generalmente se utiliza para lograr un sonido cálido y blusero, si se me permite llamarlo así. Sin embargo, a esa gente que se queja del D1, es necesario que inviertan en un Tube Screamer y aprovechen la distorsión integrada de su cabina de preferencia y ya. Así se lograría un sonido consistente resaltando los armónicos relativos a los 70 y 30 Hertz respectivamente.

  7. D1 compite con productos de baja calidad, ojo Tunjanos a lo que se están comiendo, lo barato sale caro y la salud no tiene precio, no todo en la vida es ahorro, además Tunja es barata en tiendas y supermercados, apoyemos a la tienda del barrio que también debe poner de su parte siendo más competitiva, yo propongo
    💙 ¡BOYACENSE COMPRA BOYACENSE! 💙

    • Que va…. Los únicos Boyacenses son los dueños de las tiendas, pero los productos que venden en las tiendas siempre han sido de multinacionales o de empresas que toda la vida se han consolidado por sus exageradas campañas publicitarias que atontan a la gente estilo Bon ice, doña gallina , vive 100, sabiloe. de QUALA y que de hablar Alpina productos extremadamente caros. Y realmente no son productos tan buenos. Yo compro en los D1 por que apoyan pequeñas empresas, muchas nacionales con buenos productos que no tienen el capital para invertir grandes sumas en publicidad.

  8. Señores y señoras no todos los productos que vende D1 son de baja calidad, si leen quienes son los fabricantes van a encontrar que son de marcas reconocidas y a un menor precio, ya que ellos compran en grandes cantidades a precio de fabrica y lo venden como marca propia, cosa que el tendero no puede hacer para competir.

  9. Algunos productos son buenos como los de aseo, pero los embutidos son lo peor mi hermana y yo nos intoxicamos, y he escuchado varios testimonios de personas que se han intoxicado con estos productos cuidado

Dejar una respuesta