Se la jugaron por el medio ambiente y la efectividad

0
1655

Este 28 de febrero pasará a la historia por ser el día en que Gensa obtiene la certificación en sistemas de gestión energética. Con esta, la generadora de energía da un paso gigante en la conservación del medio ambiente.

Desde hace ocho años Gensa viene trabajando arduamente por obtener la certificación de calidad 50001, con esta, Gensa se avala en sistemas de gestión energética y se convierte en la primera empresa del sector eléctrico en obtener esta certificación en la etapa productiva.

“Esta certificación no es un premio, sino un reconocimiento al trabajo desempeñado por la empresa, al trabajo desempeñado por los trabajadores de la planta (…) en Gensa tenemos un sistema integrado de gestión demasiado maduro, aparte de la 50001 (certificación), que incorporamos a nuestro sistema integrado de gestión, tenemos otras cuatro normas certificadas; tenemos la norma 9001 que es la de calidad, la GP 1000 que es para la gestión pública, tenemos la 14001 que es la medio ambiental, tenemos la 18001 que es la de seguridad y salud en el trabajo”, sostuvo el director de Planeación de Gensa, Carlos Alberto Montes en diálogo exclusivo con EL DIARIO.

La obtención de esta certificación no es un motivo de alegría exclusiva para la empresa. Toda la ciudadanía se ve beneficiada ya que con esto los procesos realizados por esta empresa, para la generación de energía, se harán más exigentes, resaltando que los costos de producción disminuirán y el impacto ambiental será mucho menor.

“La norma lo que pide es cumplir estándares internacionales. Exige lo que uno debiera hacer desde la casa, desde la oficina, desde cualquier comercio; es gestión de la energía. Y eso implica ver yo cómo hago para ser eficiente en mis consumos, en el uso de la energía, en la compra de equipos que contribuyan a esa eficiencia (…) se trata de consumir menos energéticos, y cuando digo energéticos me refiero a todo. En el caso de Termopaipa, nuestro principal energético es el carbón, además de la electricidad y el combustible líquido que utilizamos eventualmente para lo que llamamos el arranque de las unidades. Es establecer una línea base en la que se determina cómo estamos de consumos y a partir de eso, determinar qué debo hacer, como organización, para reducir mis consumos, de tal forma que al disminuir consumos se verá reflejado en la disminución en nuestros gastos operativos por concepto de consumo de carbón. Para la comunidad también es muy beneficioso ya que al consumir menos energéticos, el impacto ambiental va a ser mucho menor; entre menos carbón consumido, menos emisiones”, señaló Gonzalo Araque, gerente de Generación de Gensa.

En Gensa tienen claro que esto es solo un primer paso para seguir mejorando, por eso tienen como objetivo capacitar a cada uno de los empleados para que contribuyan en ese mejoramiento. “Desde el momento que los altos directivos de la empresa toman la decisión de incluir la gestión energética, no la certificación, sino simplemente la iniciativa de realizar gestión energética, se inicia el trabajo de documentar, de realizar el diagnóstico de la línea base, formar al personal, se realizan unos cursos de auditores energéticos, también se realiza una formación de cerca de 30 personas como gestores energéticos”, indicó Araque.

Como esta es una certificación que mide estándares de calidad de forma cuantitativa, Gensa deberá trabajar de sol a solo para conseguir que se les recertifique cada año.

“Otra cuestión fundamental de esta norma 50001 es que es medible, es cuantitativa. Respecto al impacto ambiental, y en el caso de nosotros tenemos una meta de reducción de consumo de carbón del uno por ciento”, señaló Gonzalo Araque.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.