No tuvo suerte de principiante

0
1319
Foto: deportesrcn.com

Patriotas cayó por la mínima diferencia en su debut por Copa Sudamericana. A pesar de la derrota, el ‘rojo’ de Boyacá dejó una buena imagen y la llave abierta para el partido de vuelta en el estadio La Independencia de Tunja el próximo 30 de mayo.

Patriotas no pudo debutar con victoria en torneos continentales. El equipo boyacense saltó a la cancha de Sausalito con la esperanza de conseguir un triunfo en su primera presentación internacional. Sin embargo, otra fue la realidad, ya que no pudo contener a su rival.

La primera mitad estuvo marcada por la insistencia de Everton por abrir el marcador. El conjunto chileno estuvo a punto de celebrar a los nueve minutos de juego cuando Wilson Morelo sacó un centro desde el sector derecho, Raúl Becerra cabeceó y la pelota terminó estrellándose contra el travesaño, ante la mirada de Álvaro Villete que ya estaba vencido.

El equipo de Viña del Mar siguió dominando las acciones de juego, pero sin llegar con claridad al arco de Villete. Patriotas no encontró la forma de generar peligro en el arco rival; el plan de utilizar a Edgardo Rito como extremo por derecha jamás funcionó, Patriotas se dedicó a buscar a Mauricio Gómez, por el sector izquierdo y se volvió predecible para la defensa del equipo chileno que siempre estuvo bien planteada.

A pesar del dominio, Everton no encontró una fórmula diferente a la pelota quieta para llevar peligro al arco de Villete. Al descanso se fueron empatados sin goles; Patriotas con la ilusión de traerse un empate o quizás de conseguir la victoria en la segunda mitad. El conjunto villamarino, por el contrario, se fue con grandes dudas y preocupaciones al vestuario viendo que el objetivo de conseguir un resultado favorable en condición de local no se estaba dando.

Pero muy rápido en la segunda mitad se sacó la presión de encima. La fórmula: la pelota quieta. Sobre los nueve minutos el juez sancionó un tiro libre al borde del área a favor del conjunto chileno. Maximiliano Cerato pateó y Villete no pudo contener el remate.

Estando por debajo en el marcador, Patriotas se animó a buscar el gol del empate, pero nuevamente quedó en evidencia la falta de poder ofensivo del equipo de Corredor. Ante la falta de claridad de Ómar Vásquez para poner pelotas claves de gol, Patriotas recurrió constantemente a los centros, que por demás fueron casi siempre imprecisos, la excepción fue el que vino desde un tiro de esquina, que terminó cabeceando Murillo y estrellando contra el travesaño. Luego, las llegadas más claras del equipo boyacense estuvieron a cargo de Danilo Arbolea con un remate de media distancia y con un cabezazo de Mauricio Gómez.

El marcador es totalmente remontable, más con la gran ventaja con la que cuenta Patriotas, el factor altura, que tanto pánico genera en el equipo chileno. Sin embargo, Corredor deberá trabajar en mejorar el ataque y definición del equipo.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.