Pomcas: las dificultades de su formación e implementación

1
717

Los Planes de Ordenamiento y Manejo de las cuencas Hidrográficas, un instrumento diseñado por el Gobierno Nacional para precisar y maximizar el conocimiento en detalle de las cuencas hidrográficas como la verdadera posibilidad de planificar el territorio, sin embargo, no han alcanzado el grado de madurez que permita todavía entender y acoger sus beneficios por parte de la población y las autoridades locales.

En las distintas reuniones con las comunidades de los diferentes Pomcas que se vienen trabajando en el departamento, la inconformidad es evidente frente a los grupos de consultores encargados de la realización de estas tareas, tal como ocurrió en Arcabuco el fin de semana pasado cuando fue convocada, por segunda vez, las representaciones comunitarias de los municipios que integran la hoya media y baja del Río Suárez, el segundo más importante para el departamento de Boyacá y que comparte con el departamento de Santander.

Si bien es cierto, sobre este proceso se viene trabando desde hace casi tres lustros y se ha intensificado el trabajo en los últimos cinco o seis años, a partir dela crisis climática del invierno desde 2010 y luego el Fenómeno de El Niño, que se extendió hasta 2016, las comunidades objeto del estudio que corresponden a 60 municipios de los dos departamentos, manifestaron una vez más sus reparos al trabajo que se viene realizando, diciendo que en efecto los objetivos de este programa son buenos pero que hasta el momento solo se han visto estudios y diagnósticos, sin que aparezcan las soluciones y las acciones que se supone ya es hora de que se formulen y echen a andar.

La plata se la quedan los consultores

Es la apreciación que hace Don Guillermo Hoffman, presidente de los productores de mora de Arcabuco quien expresa su convencimiento de que tanto estudio y diagnóstico lo que hace es que la plata se queda en poder los consultores:

Muchos años, pocos resultados

A la reunión de Arcabuco, apenas fueron las delegaciones de los municipios de Gachantivá, Moniquirá, el mismo Arcabuco, Togüí, Puente Nacional y Villa de Leyva; al parecer la comunidad ha venido perdiendo, o nunca ha tenido el interés real de participar y no se quiere entender la importancia de este ejercicio y el producto del mismo que será la herramienta fundamental de planificación del territorio, tal como lo expresa el Director de Corpoboyacá Ricardo López Dulcey.

En este punto la comunidad vuelve a insistir en que lo que se necesitan son resultados, tal como lo expresa doña Eugenia Pardo, del Cabildo Verde de Puente Nacional, quien ha estado todo el tiempo atenta a los desarrollos de las propuestas del Pomca y que dice que muy poco o nada sea hecho. Doña Eugenia lo expresa así:

La indiferencia de las autoridades locales

No hay duda de que la planificación del territorio solo es posible si se tiene en cuenta el factor climático y sus consecuencias, las cuales son evidentes y concretas en el comportamiento de las cuencas hídricas, desde las más modestas, hasta los caudales de los ríos principales.

En esta dirección, la representación más importante en la reunión de Arcabuco, es la de los presidentes de los acueductos veredales y municipales, lo mismo que los activistas ambientales que por mucho tiempo han estado tratando de comprender y profundizar en el manejo y conservación de las cuencas hídricas.

Y a la vez la indiferencia de las autoridades municipales; en el caso de la reunión de Arcabuco, ni siquiera el alcalde anfitrión estuvo presente.

En diálogo con EL DIARIO, Laura Poveda, una joven ingeniera ambiental del municipio de Togüí, aborda el tema de la participación comunitaria y la ausencia de las autoridades locales:

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta