Otanche en imágenes

0
1342
Foto | Hisrael Garzonroa

El congreso nacional por medio de las Leyes 10 de 1883 y 68 de 1890, cedió al Departamento de Boyacá el derecho sobre 100.000 hectáreas de tierras baldías en el Territorio Vásquez, como auxilio para la construcción del camino de occidente y el fomento de nuevas poblaciones aledañas al camino.

Con el aliciente de la futura titulación, muchas familias se dedicaron a derribar selva y fundadas nuevas colonizaciones sobre dichos baldíos. En 1932 el gobierno de Boyacá presentó ante el Ministerio de hacienda el plano topográfico de 35.076 hectáreas adyacentes a las adjudicadas con anterioridad a Boyacá, este manifestó que pasaría al estudio la solicitud para resolverla a la mayor brevedad. Pasó el tiempo y solo hasta 1953, la cuestión quedó plenamente solucionada. El presidente de aquella época Gustavo Rojas Pinilla, reconoció plenamente los derechos del departamento de Boyacá sobre los mencionados baldíos e hizo la demarcación. En posesión el departamento de Boyacá, comisionó al INCORA para todo lo relativo a la limitación.

La economía de los muzos consistía especialmente en la posesión, explotación y comercio de las esmeraldas, artículos que llevaban hasta el Perú y México. Los primeros pobladores del territorio Vásquez (Occidente de Boyacá), fueron los indios Muzos, quienes pertenecían a la gran familia Caribe. La economía de los muzos consistía especialmente en la posesión, explotación y comercio de las esmeraldas, artículos que llevaban hasta el Perú y México. Los muzos fueron una tribu valiente hasta el heroísmo para defender su territorio y su libertad, como sus inmensas riquezas, como lo demostraron al ser invadidos por los españoles, en cuya lid llegaron hasta su casi total exterminio. Los invadieron muchas veces al comienzo sin éxito, pero un español Luis Lancheros y unión con otros Españoles atacó a los Muzos, lograron derrotar a los muzos con ayuda de unos perros que trajeron. Parece que su primer asiento lo tuvieron en Brasil entre el alto Xingu y el Tapajoz, de ahí emigraron hacia el norte, estableciéndose en las orillas del Atlántico y en las islas del mar de las Antillas, que por ellas se llamo Mar Caribe. De temperamento fuerte y cruel, eran navegantes, cazadores y guerreros, entraron por las costas y las hoyas de los grandes ríos, no mucho antes de descubrimiento ( quizá no más de cien años) y en algunos lugares de Antioquia por ejemplo, habían desalojado una población anterior de cepa Andina, por que el territorio Antioqueño fue camino de distintas avenidas humanas, gracias a su situación en la gran cordillera, con tierras sanas y secas, hasta la depresión del istmo. Los Muzos colindaban con los Chibchas de Chiqunquirá, Simijaca, Susa y con los colimas. Entre sus tribus principales mencionamos a los Muzos, Barbures, Notepis y Suratenas, localizados en los Ríos Minero y Carare.

Algunos subgrupos se localizaron en Pauna, Copér, Maripí, Tunungua, Canipe, Misurcha, Cubache, Terana e Itóco, otros se localizaron en la zona de paima en el alto del Río Minero. En la hoya del Río Opón y Carare (territorio Vásquez), se localiza la tribu de los carares, aún sobrevivientes en el presente siglo. Los caribes no conformaban un pueblo, estos se organizaban en tribus no muy numerosas que tenían una organización política diferente. Como los caribes eran eminentemente guerreros y grandes comerciantes, navegaban por el magdalena y demás ríos hábiles en piraguas hechas de troncos de árboles, con capacidad hasta de más de cien personas. Los Muzos subieron en época muy remota por nuestra principal arterial fluvial y ocuparon la región media entre el magdalena y el minero y posteriormente extendieron sus dominios hacia el oriente, hasta la cordillera del Santuario o Monroy, desalojando a los chibchas o Muiscas. Por orden de Jiménez de Quesada el capitan Luis Lancheros, descubrió la provincia de los Muzos-Colimas, cuando marchó a buscar un camino más corto y menos trabajoso, para introducir al reino que se trajesen de españa. Encontró entonces, el desembarcadero llamado Carare y luego regreso por Tunungúa y otros sitios de la aludida provincia, cuando arribó lancheros a Santa Fé. Fueron varios los conquistadores y varias las campañas emprendidas por los españoles para tratar de someter al pueblo de los Muzos. Estos se defendieron con gran tenacidad de los continuos invasores, empleando diversas formas de agresión y defensa, pero a pesar del gran valor con que defendían su territorio los españoles lograron conquistarlos y someterlos al dominio. Entre las muchas expediciones que se realizaron. La última que se llevó a cabo en el periodo comprendido entre 1.558, 1.559, 1560 por el capitán Luis Lancheros, quien ya había sido derrotado por los Muzos en 1.539. En ésta ocasión lancheros derrotó a los Muzos y fundó la ciudad La Santísima Trinidad de los Muzos (1.560) Después de la conquista de los Muzos y sus tribus, la población española no se conservaron solas, sino que apareció el fenómeno del mestizaje (español-Indio Indio-Negro, Español-Negro) dando esto origen a la conformación de los grupos sociales: Españoles, Mestizos, Indios, Negros, Mulatos, y Zambos. Corría el año de 1.862, época en que llegó a la región de occidente, el Doctor Benito Gómez, quien remató las tierras de Humbo y Cananche, despojadas a la iglesia por el gobierno del General Tomás Cipriano de Mosquera, pero cuando intentó ocuparlas y sembrarlas, encontró que estaban ocupadas.

*Con información de alcaldía de Otanche

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.