Por su compromiso ambiental, Sutatenza y Ramiriquí contarán con parques ecológicos

0
529
Foto: Corpochivor

Dos instituciones educativas fueron las ganadoras de la tercera versión del concurso “Transformando Residuos – Construyendo Sonrisas”, liderado por Corpochivor.

Siguen los jóvenes poniéndose ‘la 10’ por el medio ambiente en el suroriente boyacense, más de 2.000 de ellos, participaron en el concurso “Transformando Residuos – Construyendo Sonrisas”, el cual se desarrolla en el marco del programa ‘’Instituciones Educativas Amigables con el Ambiente”, promovido por la Corporación Autónoma Regional de Chivar y que busca vincular a los estudiantes de la jurisdicción en la creación e innovación de tecnologías limpias en el región.

Para esta ocasión, se manejaron dos categorías: Manejo integral de residuos y Proyectos ambientales escolares, donde los ganadores fueron La Institución Educativa Agropecuaria El Escobal, del municipio de Ramiriquí, quien obtuvo una calificación de 9.0 sobre 10 puntos, postulando el proyecto denominado ‘’La Lombriz Emprendedora’’, que involucra un manejo integral de los residuos sólidos, partiendo de la separación, el aprovechamiento, procesos de compostaje y utilización del abono producido, en la huerta escolar y por habitantes del sector y La Institución Educativa Técnica Los Naranjos del municipio de Sutatenza, con una calificación de 7.5 sobre 10 puntos, con la implementación del Proyecto Ambiental Escolar, que articuló temas de aprovechamiento de residuos posconsumo, arborizaciones, separación de residuos y pedagogía ambiental dentro de la institución.

Fabio Antonio Guerrero, director de Corpochivor, aseguró que incentivar en los jóvenes el amor por el medio ambiente, genera espacios de participación en la creación de acciones enfocadas a la preservación y preservación de los recursos naturales.

“El proyecto Transformando Residuos – Construyendo Sonrisas es un incentivo que  permite generar hábitos responsables de consumo en la comunidad educativa. Estos espacios de innovación reafirman el compromiso e inventiva que tienen nuestros niños y jóvenes  quienes serán los guardianes del planeta en un futuro cercano. Felicitamos a los ganadores por sus proyectos y esperamos que sean promotores para continuar en este proyecto de vida, como lo  es la protección de los recursos naturales’’, agregó Guerrero.

Los parques ecológicos están construidos con madera plástica, un material no tóxico, de gran durabilidad, higiénico, entre otros. Además, el uso de este material produce efectos positivos en el ambiente debido a que se evita la tala de árboles.

Dejar una respuesta