Un sueño que está a punto de hacerse realidad para los moniquireños

0
3141
FOTO. Edgar Rodríguez

La ESE Hospital Regional de Moniquirá fue la única del país que no se siniestró por parte del Fondo Nacional de Regalías, gracias a la voluntad del Gobierno del Departamento que logró adicionar recursos del Sistema Nacional de Regalías al proyecto, lo cual permitió continuar con su construcción.

Con relación a la etapa II, donde se han presentado grandes dificultades, el Gobierno de Boyacá logró gestiones trascendentales para avanzar y buscar que la construcción se terminara en el menor tiempo posible, dependiendo del comportamiento del clima por cuanto ha sido un factor que no ha ayudado en los últimos meses.

La terminación del Hospital de Moniquirá es uno de los grandes objetivos que se ha planteado el gobierno Amaya. FOTO / Edgar Rodríguez
La terminación del Hospital de Moniquirá es uno de los grandes objetivos que se ha planteado el gobierno Amaya. FOTO / Edgar Rodríguez

En lo referente a la etapa III correspondiente a la torre administrativa, es una obra realizada en su totalidad por el gobierno del Ingeniero Carlos Andrés Amaya Rodríguez, cuyo propósito era beneficiar a las comunidades del bajo Ricaurte y sur de Santander, para ello destinó recursos por $2.700 millones para su construcción, con áreas como toma de muestras, laboratorio clínico, terapia física y respiratoria; y oficinas administrativas como gerencia, estadística, facturación y auditorio. Esta obra fue entregada por el mandatario de los boyacenses, en el término de 11 meses.

Dentro del mismo proyecto III, se acondicionan obras como el canal perimetral para la mitigación y manejo de aguas lluvias, que en época de invierno ponen en grave riesgo de inundación al nuevo hospital. Con la terminación de estas obras la etapa tres queda lista para entrar en funcionamiento.

Por otra parte, el Gobernador Amaya gestionó recursos ante el Ministerio de Salud y Protección Social, el cual asignó $4.000 millones para el proyecto de dotación hospitalaria, permitiendo con parte de estos recursos, la adquisición de un tomógrafo y la construcción y montaje del tanque criogénico para reserva de oxigeno cuyo valor equivale a 500 millones de pesos.

Para cumplir las metas de terminación de las obras, semanalmente, el secretario de Salud, Germán Francisco Pertuz González, con su equipo de trabajo, han realizado comités de obra para hacer seguimiento permanente al proyecto, con el fin de agilizar las tareas de finalización de las obras, por parte de los contratistas.

La administración municipal de Moniquirá, en cabeza del alcalde Ancisar Parra Ávila, ha apoyado la construcción de las obras externas que se necesitan, como son las vías de acceso.

Así mismo, se destaca el papel de las veedurías ciudadanas que han estado pendientes del proyecto para que las obras evolucionen sin contratiempos y de la menor manera.

«El Hospital de Moniquirá llevaba 30 años siendo una promesa incumplida y lo encontramos con enormes problemas de planeación, literalmente un ‘elefante blanco’, incluso los recursos de Regalías se iban a devolver por parte del departamento, pero desde este gobierno hemos trabajado sin pausa para sacarlo adelante y que el sueño de los moniquireños y los habitantes de la provincia de Ricaurte, y hasta del departamento de Santander, se cumpla», aseguró el mandatario de los boyacenses.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.