¡2018 debe ser el año de las abejas!

0
1882
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

Con acciones concretas se pretende dar el valor que se merece la cadena apícola del departamento por su apoya al desarrollo económico y medio ambiental.

Para entender el proceso de construcción de los territorios desde la biodiversidad, es necesario reconocer la importancia de una cadena productiva como la apícola que se ha visto afectada en los últimos años por la muerte masiva de abejas. En Boyacá, regiones como Tundama, Sugamuxi, Márquez y Centro, en donde su producción es significativa, han padecido esta problemática.

Teniendo en cuenta la situación, la cadena apícola de Boyacá, tuvo su primer encuentro del año, donde se trazó la hoja de ruta y se llegó a la conclusión que los 17 miembros del Comité tendrán la tarea de continuar promoviendo el desarrollo de la apicultura en el departamento y de fomentar prácticas agrícolas amigables con el medio ambiente.

‘‘Boyacá posee una gran potencialidad para la labor apícola. En el año 2016 el departamento produjo 462.321 litros de miel y en el año 2017 hubo una producción cercana a las 42 toneladas de polen, demostrando que es un campo productivo creciente en la región”, indicó Milena Ávila profesional de la Secretaría de Fomento Agropecuario.

Tanto Gobernación como Corpoica se comprometieron a brindar acompañamiento en los diferentes procesos que se realicen.

¿Por qué son tan importantes las abejas?

En Colombia existe un aproximado de 100 mil colmenas y el objetivo es llegar a un millón. De consolidarse este objetivo, el potencial productivo en el campo de la apicultura se convertiría en un renglón esencial en la economía de diferentes regiones a lo largo y ancho del país.

Actualmente un tercio de los cultivos para consumo a nivel mundial depende de las abejas.

Una lucha de tiempo atrás

En mayo de 2017, en la Plaza de Bolívar de Tunja, Gobernación de Boyacá, las corporaciones autónomas regionales de Boyacá y Chivor, el SENA, UPTC, apicultores, empresas, asociaciones y productores, acompañaron una marcha liderada por los productores que tuvo como fin concienciar a la comunidad sobre la importancia que tienen las abejas para el diario vivir. Dicha manifestación tuvo eco entre los tunjanos y boyacenses que comprendieron que: abejas, todas las que se puedan.

“Sentamos nuestra voz de protesta y dimos a conocer la importancia que tienen los polinizadores para la vida y para la diversidad del mundo, para reclamar el no uso de los agro tóxicos, de los químicos tanto de Bayer como de Monsanto, que están envenenando nuestros campos y matando las abejas (…) los usan los que cultivan frutales, papa, cereales, en general toda la agricultura industrial utiliza venenos, y esos venenos son los que le están causando la mortalidad a millones de abejas en el mundo; Colombia y Boyacá no escapan de esto”, expresó en su momento Ramón Galvis, representante de ASOAPIBOY (Asociación de Apicultores de Boyacá).

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.