La artesanía adornará la Semana Santa en el Valle de Tenza

0
1550
Foto | Hisrael Garzonroa

Más de cinco mil ramos artesanales y diez mil árboles serán entregados como símbolo de la campaña “En esta Semana Santa, reconciliémonos con la naturaleza”, liderada por Corpochivor.

Se acerca la Semana Mayor, y en el suroriente del departamento se la quiere recibir de una manera responsable con el medio ambiente. Por tal motivo desde la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor), se trabaja en la campaña la campaña “En esta Semana Santa, reconciliémonos con la naturaleza”, donde se entregarán más de cinco mil ramos artesanales y diez mil árboles como estrategia de sostenibilidad en la región.

Esta iniciativa pretende impulsar el uso de ramos ecológicos confeccionados por artesanas de esta parte del departamento, para sustituir el uso de la Palma de Cera y el Endrino, especies vegetales que se encuentran en amenaza. Dichos ramos fueron elaborados a mano con fibras de calceta de plátano, como alternativa de producción sostenible en el territorio.

“Se busca proteger a las especies de flora que se encuentran en situación de amenaza o vulnerabilidad, debido al uso irracional que se les da, específicamente en la celebración de la Semana Santa. Es importante que la comunidad reconozca la importancia de estas especies forestales y la vida que depende de ellas, como la del Periquito Aliamarillo (Pyrrhura calliptera), espécimen que habita en las Palmas de Cera de la región y que se encuentra en condición vulnerable”, expresó el director de Corpochivor, Fabio Guerrero.

Además de fomentar el uso de los ramos ecológicos, también se entregarán diez mil árboles como retribución con el medio ambiente. Especies nativas como Aliso, Chicalá, Guayacán de Manizales, Carbonero, Holly, Tulipán, Bugambil, Champa y Cámbulo, serán sembradas a lo largo y ancho del territorio del suroriente.

En el desarrollo de la Semana Santa, se extenderán operativos a lo largo de los 25 municipios pertenecientes a la jurisdicción de Corpochivor, con el fin de proteger las especies mencionadas.

Protección de la Palma de Cera y el Endrino, tarea de todos

Según la Ley 61 de 1985, se adoptó la Palma de Cera (Ceroxylom quindiuense) como árbol nacional y se determinó en sus artículos 2 y 3 proteger el símbolo patrio con el fin de mantenerlo en su hábitat natural. También resaltan la prohibición y tala de la palma bajo sanción penal aplicable en forma de multa. Por ende, es tarea de todos proteger esta especie que significa el patrimonio natural del país.

De acuerdo con cifras presentadas por Corpochivor, “el panorama de proliferación de la Palma de Cera es desalentador, principalmente por la tala indiscriminada”. Esta especie se desarrolla en bosques altoandinos de los municipios de Garagoa, Chinavita, Chivor, Pachavita, La Capilla, Ramiriquí y Tibaná, entre los dos mil y tres mil metros de altura sobre el nivel del mar.

Por su parte, la restricción del uso del Endrino o Andrino (Myrcia popayanensis), está amparada bajo la Resolución No. 495 del 02 septiembre de 2015 donde se establece prohibiciones y veda al aprovechamiento forestal en la jurisdicción de Corpochivor.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.