Continúa disminución de pobreza, extrema pobreza y desigualdad en Boyacá

1
3727
Foto | Hisrael Garzonroa

Por | Jacinto Pineda Jiménez, Coordinador Académico Territorial – ESAP Boyacá Casanare.

Durante el año 2017 la pobreza monetaria disminuyó en Boyacá. Menos pobres siempre será una cifra alentadora, sin embargo aún 110.076 boyacenses viven con menos de 111.738 pesos mensuales y 367.347 lo hacen con menos de 227.875 pesos mensuales. Lo preocupante que junto a Chocó y la Guajira somos los departamentos más desiguales en el ingreso.

Boyacá nuevamente registra una disminución en los indicadores de pobreza monetaria  de acuerdo a los datos presentadas por el DANE para el año 2017. A pesar de las discusiones que despiertan las cifras y las críticas a las estrategias utilizadas para erradicar la pobreza lo cierto es que hoy viven menos boyacenses el padecimiento y el rigor de la pobreza. Vamos construyendo una Boyacá menos pobre, resultado de un proceso de disminución de los indicadores en el tiempo, caracterizado por una mayor reducción de la pobreza que la registrada por el país, como se evidencia en las gráficas.

POBREZA A LA BAJA

Fuente | DANE

Para el año 2017, la pobreza en Boyacá alcanzó una incidencia de 28,7%, mientras que en 2016 fue 32,0%. A nivel nacional, la pobreza pasó de 28,0% en 2016 a 26,9% en 2017. De acuerdo a la metodología del DANE, la línea de pobreza se determina por el costo per cápita mínimo de una canasta básica de bienes (alimentarios y no alimentarios) en un área geográfica determinada. En 2017 la línea de pobreza en Boyacá fue de $227.875 frente a $219.9771 en 2016. De acuerdo con lo anterior, “un hogar en Boyacá compuesto por 4 personas, será clasificado como pobre si su ingreso está por debajo de $911.500, es decir, no alcanza para comprar la canasta de pobreza”.

La disminución de la pobreza en Boyacá, entre otros factores, se puede explicar por la política de subsidios y a la inversión pública, en especial, la creciente intervención Estatal en el campo boyacense, donde la pobreza castiga con mayor rigor a la población. Los subsidios como estrategia generan bastante polémica, pues garantizan ingresos mínimos a los atrapados en la pobreza pero deja el interrogante de su eficacia y efectos negativos colaterales. La apuesta por el campo de la actual administración con una inversión de 130 mil millones en el 2017, según las cifras presentadas en la rendición de cuentas 2017, sin lugar a dudas ha mejorado el bienestar de los campesinos y la infraestructura del sector agropecuario, lo que ha posibilitado su crecimiento.

POBREZA EXTREMA SE REDUCE

Fuente: DANE

En el 2017, la pobreza extrema en Boyacá fue 8,6% frente a 10,6% en el año 2016. A nivel nacional, la pobreza extrema pasó de 8,5% en 2016 a 7,4% en 2017. De acuerdo a la metodología utilizada por el DANE, la línea de pobreza extrema es el costo per cápita mínimo de una canasta alimentaria que garantiza las necesidades básicas calóricas; “para el departamento de Boyacá el valor de la línea de pobreza extrema en el 2017 fue de $111.738, es decir, que un hogar de 4 personas será clasificado como pobre extremo si su ingreso está por debajo de $446.952”.

Es alentador la tendencia a la baja de la pobreza extrema y significativa la cifra del 2017 donde se redujo la pobreza extrema en dos puntos porcentuales con relación al año 2016, lo cual se traduce en el hecho que 25.403 boyacenses salieron de la extrema pobreza en el año 2017. En el mismo periodo 41.647 lograron superar la condición de pobreza.

DESIGUALDAD EN EL INGRESO EL PANORAMA PREOCUPANTE

Frente a la desigualdad del ingreso, medida por el coeficiente GINI, la situación para Boyacá no es positiva pues junto a Chocó y la Guajira somos los departamentos más desiguales. Para el año 2017, en Boyacá, el coeficiente fue de 0,514 frente a 0,530 en 2016. A nivel nacional, el coeficiente Gini en el 2017 fue de 0,508 frente a 0,517 presentado el año anterior. Es importante mencionar que pese a la mayor disminución registrada en Boyacá en relación con Colombia, continuamos siendo un departamento profundamente desigual. Una sociedad con coeficiente (1) es de extrema desigualdad y (0) todos son iguales.

En el presente debate electoral esperamos propuestas de los candidatos a la presidencia de Colombia ante la situación de pobreza y desigualdad, es este el verdadero problema del departamento. Es un deber ético, político y económico concentrar esfuerzos en la lucha contra la desigualdad del ingreso, pues si Colombia es de los países más desiguales del mundo y Boyacá del país, estamos frente a un panorama preocupante. Se avanza y con mayor fortaleza que el país pero aún los indicadores del departamento son superiores a los del país en relación con la pobreza monetaria.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.