Cooperación entre fundaciones para potenciar la responsabilidad social empresarial

0
1579
En la foto (izq. - der.) Esperanza Quevedo Gómez, Gerente de la Industria de Licores de Boyacá; Pablo Cepeda, Alcalde de Tunja; Ana Isabel Hernández, Gestora Social de Tunja y Manuel Vicente Barrera, Gerente de Proactiva . FOTO / Hisrael Garzonroa - EL DIARIO

Las fundaciones Tipsy y Gente Social Activa, de la Industria de Licores de Boyacá y de Proactiva, respectivamente, a través de sus cabezas principales, acaban de anunciar y consolidar una alianza estratégica para impulsar en conjunto las iniciativas y programas de responsabilidad social empresarial, de las respectivas empresas con el objetivo de favorecer a amplios sectores sociales que necesitan apoyo para cristalizar emprendimientos e iniciativas empresariales a partir de la capacitación necesaria en diversos artes y oficios.

En la firma de la alianza participaron, la presidenta de la Industria Licorera, Esperanza Quevedo Álvarez y Manuel Vicente Barrera Galvis como gerente general de Proactiva, la empresa concesionaria del servicio de acueducto de la ciudad.

El compromiso es de las empresas y del sector público para con el emprenderismo tunjano. FOTO / Hisrael Garzonroa – EL DIARIO

El evento en el cual se anunció tal alianza se llevó a cabo en las instalaciones de la ILB, al sur de la ciudad, con la presencia del alcalde Pablo Emilio Cepeda Novoa y miembros de su equipo de gobierno; y, por el gobierno departamental, Sergio Tolosa, Secretario Tic, junto a la representación del SENA, cuyo papel es la capacitación de los grupos de personas que lleguen a los distintos cursos que se viabilicen.

El primer grupo capacitado por el SENA lo fue sobre Gastronomía Típica Rural, del cual debe consolidarse una unidad productiva que genere un producto estandarizado y lograr que el grupo tenga un ingreso permanente por lo menos para cada uno de sus miembros y para sus familias.

De acuerdo con el SENA el objetivo es alcanzar un proceso de creación de unidades productivas que tengan una base empresarial para que se sostengan en el mercado.

Aprovechando las instalaciones amplias de la ILB, en lo que era el antiguo colegio de la empresa, se han instalado los talleres y las cocinas con las aulas correspondientes para impartir los cursos programados en la acción conjunta de las dos fundaciones.

Mujeres tunjanas mejorarán sus condiciones de vida a través de esta iniciativa. FOTO / Hisrael Garzonroa – EL DIARIO

La alianza entre estas empresas aspira a crear el clima de confianza necesario para que otras empresas se sumen a la iniciativa y se puedan ampliar los servicios y beneficios que se pueden generar a través de este nuevo espacio.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.