En defensa del campesinado del páramo del Pisba

0
1661
Foto: OPGB

Gobernador Carlos Amaya en compañía de dos representantes del pueblo campesino radicó una carta en el Ministerio de Ambiente en la que están plasmadas las inquietudes de los habitantes de la zona con respecto al proyecto de resolución de delimitación del páramo de Pisba.

Luego de conocerse el proceso de delimitación del Páramo de Pisba, donde los campesinos resultarían afectados, el gobernador Carlos Amaya confirmó su intención por defender los recursos naturales, pero también rechazó algunas decisiones que se toman desde el Gobierno Nacional, que según él se toman sin consultar antes con la comunidad.

“En Colombia no podemos seguir cometiendo el error de tomar decisiones desde Bogotá, sin que las comunidades implicadas lo sepan. En el caso del páramo de Pisba, es toda una provincia que quiere escuchar y exponer sus motivos con respecto a la delimitación. No es justo que ellos ni enterados estén de lo que se va a hacer”, expresó Amaya.

Teniendo en cuenta la situación, el Gobernador se desplazó en compañía de dos habitantes de la zona rural cercana al páramo de Pisba hacia las instalaciones del Ministerio de Ambiente, con el fin de radicar una carta donde se expresa las inquietudes del pueblo campesino en torno a la delimitación.

Así mismo, Carlos Amaya invitó al ministro Luis Gilberto Murillo a sostener un encuentro en el departamento y ahondar sobre el tema.

“Invitamos al ministro Luis Gilberto Murillo a Socha a que socialicemos el alcance de la resolución antes de firmarla. Asistiremos el día que él disponga para construir una salida en el marco de la democracia territorial, que tanta falta hace en Colombia. También quiero dejar en claro que vamos a invertir en el desarrollo de fuentes alternativas de trabajo que nos permitan proteger el páramo, y brindar seguridad y bienestar a los campesinos que lo habitan. En definitiva: Delimitación sí, pero no así”, finalizó el mandatario departamental.

Cabe resaltar, que el complejo del páramo de Pisba “tiene una superficie total de 113.091,9 hectáreas distribuidas en Gámeza, Jericó, Labranzagrande, Chita, Mongua, Pisba, Socha, Socotá y Tasco, en Boyacá; y Sácama, La Salina y Támara, en Casanare; y su entorno regional tiene una población (según proyección del DANE a 2013) de más de 53 mil personas (datos para Boyacá), de la cuales por lo menos el 80 % viven en el sector rural, subsistiendo de actividades ganaderas, agrícolas y mineras”.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.