Carromotorista, la profesión que se resiste a desaparecer

0
944

Colombia cuenta con una amplia infraestructura férrea inutilizada durante las últimas décadas en el país. Sin embargo, con la rehabilitación del corredor férreo Bogotá-Belencito, y la habitual operación de otros corredores como Dorada-Chiriguana, son cada vez más los colombianos que se ilusionan con ser quienes conduzcan los trenes del país.

Jesús Elber Castillo es un colombiano oriundo de Facatativá. Hace un par de años trabajaba en la rehabilitación de las vías férreas que han estado en el olvido a pesar de estar diariamente a la vista de millones de colombianos. Con la rehabilitación del corredor férreo Bogotá-Belencito, y con la propuesta naciente del tren universitario de Boyacá, su ilusión de consolidarse como uno de los grandes carromotristas del país anda sobre rieles.

EL DIARIO: ¿Desde hace cuánto maneja un carromotor?

<
Publicidad

Jesús Castillo: Llevo cerca de dos años operando carromotores.

E.D: ¿Dónde se aprende a manejar un carromotor?

J.C: Recibimos capacitaciones en Bogotá por parte de la empresa y ellos mismos nos certifican para poder operar este tipo de vehículos.

E.D: ¿Cuántas personas están capacitadas en el departamento para la operación de estos vehículos?

J.C: En este momento hay seis carromotores operando  desde Facatativá a Belencito.

E.D: ¿Habitualmente cuánta gente viaja en un automotor?

J.C: Depende, hay recorridos de rutina para revisar las condiciones de las vías ya que muchas veces la gente bota escombros, madera, basura, colchones sofás. Diariamente se utiliza para el transporte del personal, de las cuadrillas que hacen el mantenimiento de la línea férrea.

Le puede interesar:
>[VIDEO] ¡Vuelve el tren para quedarse!

E.D: ¿Qué es lo más difícil o complejo de este trabajo?

J.C: De mi labor lo más complicado es tener que lidiar con la falta de conocimiento o adaptación de la gente al uso de las vías férreas; se presentan muchos imprudencias por parte de peatones y de vehículos, muchas veces no acatan el pito (claxon).

E.D: ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

J.C: El hecho de subirme a un carro de estos, ese era mi anhelo porque yo empecé también echando pica y pala aquí (línea férrea). Nada como uno amar su trabajo y hacerlo con amor.

Dejar una respuesta