Una para la sed

0
886
Foto | Archivo personal
Publicidad

Durante las fiestas de la Virgen del Milagro, que acogen a feligreses de Tunja y veredas cercanas, se mantuvo cierto miedo por los trabajos que se hacen en la Plaza de Bolívar.

El miedo era que no hubiese lugar para acoger a los 40 mil asistentes (que fueron los que se recibieron el pasado domingo), como todos los años en la plaza principal de Tunja. Cosa que se debe decir es que la Alcaldía cumplió con abrir el espacio para mostrar el espectacular desfile de la procesión y para que se pudieran ver las demostraciones de las Fuerzas Aéreas.

Sin embargo, quedaron en el ojo de la gente, las fallas de los tiempos de ejecución de las obras que se realizan en la Plaza de Bolívar. El denunciante envía estas fotografías con el enunciado “Poker en equipo con los trabajos de la Plaza de Bolívar”, dejando a la vista las posibles faltas de orden y cumplimiento por parte de contratistas y trabajadores.

Una cerveza para la sed nunca caerá mal, pero se debe correr para cumplir con las remodelaciones para el bicentenario.

Foto | Archivo personal

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.