Improvisación en un solo sentido

0
1216
Foto | Hisrael Garzonroa
 
Publicidad
 

Hace 20 años se concibió la construcción de un puente vehicular que conectara la Avenida Norte con el sector oriental de la ciudad. Pero dicho puente nunca se hizo. La Administración Cepeda anunció su interés de terminarlo, pero la construcción de un edificio en cercanías al puente se ha convertido en un nuevo obstáculo para su finalización. Ahora, la Administración Municipal se plantea hacerlo con un solo carril.

La escases de vías y el constante crecimiento de automotores, ha hecho que Tunja pierda esa característica que tanto generaba orgullo entre sus habitantes, que consistía en que Tunja era una ciudad transitable, de pocas congestiones o atascos.

Atrás quedaron esos tiempos y hoy la ciudadanía reclama vías que permitan descongestionar avenidas de alta concurrencia como los son la Avenida Norte y la avenida Universitaria.

Por eso, hace 20 años en la ciudad se planteó la construcción un puente vehicular que conectara la Avenida Norte con el sector oriental de la ciudad. Pero dicho puente nunca se terminó. Apenas se montó una estructura de lo que sería dicho puente, y luego la obra quedó abandonada.

 
Publicidad
 

La Administración Cepeda, consciente de las necesidades de mejoramiento de la movilidad en la ciudad se planteó terminarlo. Para dicho fin estableció la utilización de 300 millones de pesos anuales, a partir de 2017, hasta el final del mandato de Pablo Cepeda.

Pero curiosamente, hace unos meses empezó la construcción de un edificio de cinco pisos en zona aledaña al puente. Al ver esta obra, los habitantes del sector asumieron que el puente no podría finalizarse ya que el edificio se cruza en lo que sería el inicio del puente.

Sin embargo, con tal de cumplir lo prometido la Administración Cepeda replanteó la situación y ahora contempla construirlo pero a un solo carril.

Esto además de resultar ser una solución inútil, acarrea la realización de nuevos estudios y diseños, así como el desembolso de recursos para lo que puede ser una posible demolición de la estructura existente, y la construcción del proyecto propuesto. Tampoco se entiende que solución puede ser para la caótica situación de movilidad en la ciudad un puente de un solo carril, que por ende tendrá que ser en un solo sentido, que no evalúa el crecimiento a mediano y largo plazo de la ciudad; y que se verá congestionado desde el mismo día de su inauguración; por supuesto, si esto se da.

Aún se desconoce por qué la Curaduría Urbana otorgó licencia para la construcción de dicho edificio sabiendo de la existencia del puente y de la obligación que tiene la administración Cepeda de terminarlo.

Por ahora la Alcaldía contempla la posibilidad de emprender alguna acción legal contra la Curaduría Urbana por haber otorgado la licencia de construcción de dicho edificio, que atenta contra el interés general de la comunidad.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.