Una revocatoria que nació muerta y viciada

0
974
Hisrael Garzonroa

Por: Daniel Triviño

Las redacciones de los principales medios del departamento se vieron agitadas en la mañana de este lunes luego de conocer que el proceso de revocatoria en contra de Pablo Cepeda no va a prosperar.

Y más agitados se vieron los promotores de esta iniciativa, que arrinconados por el pronunciamiento de la invalidez de las firmas, se dieron a la tarea de visitar varios medios para denigrar de la Registraduría, argumentando que supuestamente el proceso se ha hecho de forma correcta y que las más de once mil firmas recogidas son completamente válidas.

Pero nada más errado. El proceso fue mal concebido, mal parido, y las consecuencias de ello son la invalidez de la que hoy tenemos noticia.

Cuando esta idea surgió sus promotores aseguraron que iban a recoger más de veinte mil firmas en un tiempo récord, pero al final solo recogieron 11.972, de las cuales no resultaron válidas ni la mitad; dando a pensar que muchas de estas pudieron ser falsificadas o repetidas con tal de cumplir el requisito. Lo del tiempo récord tampoco se cumplió, y hoy, cuando a Cepeda le queda algo más de un año de mandato, los promotores insisten en que seguirán luchando por llevar a cabo la revocatoria.

Pero la decisión de la Registraduría fue lo mejor que pudo ocurrirle a la ciudad, evitar una convocatoria que a toda costa no iba a dejar nada positivo para la ciudadanía y solo iba a favorecer los intereses de los promotores que seguramente buscan impulsar su nombre para una candidatura en las elecciones de 2019.

¿O qué podía esperarse de una revocatoria a realizarse a solo un año del final del mandato del Alcalde? ¿Qué iba a hacer el nuevo alcalde en un solo año y con todos los presupuestos comprometidos?

Porque si bien es cierto que el mandato del Alcalde Cepeda hoy tiene molestos a muchos de los tunjanos,  también lo es que nadie iba a cambiar la situación en tan solo un año y mucho menos sin presupuesto.

Por eso hoy, los ciudadanos sensatos celebran y aplauden esta sabia decisión de la Registraduría, y se asegurarán de que en un futuro cercano no haya que promover revocatorias del mandato de ningún alcalde, pero esta vez porque habrá mayor conciencia de las capacidades y de la preparación de cada candidato, incluyendo al que promueva el Alcalde Cepeda y también al que surja de este fracasado comité promotor de la revocatoria, que ha demostrado su voraz apetito en el mundo de la politiquería.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.