Crisis de la salud en Boyacá: Asamblea se convirtió en ‘sala de reanimación’

0
2791
Foto: Donald Ferney González

Trabajadores de la salud y pacientes expresaron la difícil situación por la que atraviesa el sector actualmente en el departamento.

Día tras día se torna más nublado el panorama de la salud en Boyacá, a tal punto que da miedo enfermarse producto del colapso de las diferentes IPS, las cuales se encuentran en ‘ciudades intensivos’ por las deudas de las EPS. Ejemplo de la crisis profunda que afronta el sector es el cierre de la Clínica Esimed, entidad que atendía en su mayoría a los usuarios de Medimás, lo que generó un descontento entre la ciudadanía que no parece no ver una luz al final del túnel. Sumado a esto, los trabajadores de la clínica han salido a las calles en varios ocasiones sentando su voz de protesta y esperanzados con que llegue una pronta solución ya que el presente no es bueno y su futuro sigue a la deriva.

Teniendo en cuenta esta situación, la Asamblea Departamental llevó a cabo un foro en el recinto con el fin de abordar a fondo el tema aprovechando la capacidad política de los diputados para generar acciones que conlleven a una solución real.

“Como diputados es nuestra obligación buscar soluciones a la gran problemática que está pasando en Boyacá con el tema de la salud afectando a más de 196 mil usuarios y que tiene en crisis a 400 empleados de las diferentes clínicas y hospitales (…) seguiremos acompañando estos procesos de visualización”, indicó el presidente de la Asamblea, Donald Ferney González.

Por su parte, el diputado por Alianza Verde Jaime Raúl Salamanca afirmó que la crisis de la salud en una situación que no solo afecta a trabajadores y pacientes, sino a todos los boyacenses.

“La Asamblea de Boyacá ha demostrado tener la camiseta de la salud puesta y se suma solidariamente a la búsqueda de una solución a la problemática. Estamos dispuestos. Es una causa regional. Convocamos a la bancada parlamentaria y a los alcaldes para sumarse a los trabajadores, al Gobernador y a la Asamblea de Boyacá para que en el Congreso de Colombia se pida que los ministerios del Trabajo y Salud solucionen el problema ya”, agregó Salamanca.

En el marco de la sesión, y continuando con el ‘Caso Esimed’, los funcionarios de la IPS aseveraron que “se sienten engañados pues han trabajado y han sido flexibles con el tema de sus pagos; sin embargo nadie les responde ni les aclara su situación”.

“Es muy triste nuestra situación, no tenemos ni con que comer; tenemos, madres, hijos, familias y necesitamos para subsistir. Queremos que nos den la cara y nos den ya una solución”: expuso la auxiliar de enfermería, Catalina Salcedo.

Y es que, ante el cierre de Esimed, otros hospitales como el San Rafael se encuentran en alerta amarilla.

“Con el cierre de la clínica Esimed, el Hospital San Rafael lleva 6 meses en alerta amarilla. Sin embargo, se han atendido a todos los pacientes y esto genera más carga laboral a los empleados y el aumento de los costos”, manifestó la gerente Lida Marcela Pérez.

En la parte final de la jornada, la gerente regional de Medimás, Alba Azucena Fonseca, informó que una vez se ponga en funcionamiento la clínica Esimed, Medimás volverá a contratar con esta clínica. Se reactivarán los servicios de los trabajadores que están afiliados en esta EPS.

Como se pudo evidenciar en el foro, los diputados mostraron su comprimo por coadyuvar a superar la crisis, se espera que no quede en palabras y que el recinto realmente hubiera servido de ‘sala de reanimación’.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.