A punta de chantajes se busca aprobación de nuevo Estatuto de Rentas de Tunja

0
761
Foto | EL DIARIO

La postura de la Administración Municipal es que de no aprobarse tal y como ha presentado este proyecto se generaría un dramático impacto presupuestal para la ciudad.

Por estos días se debate en el conejo Municipal la modificación al Estatuto de Rentas, compromiso adquirido luego de la crisis social desatada a raíz del cobro del impuesto predial en este 2018.

Sin embargo, la propuesta de la administración Municipal no ha dejado conformes ni a concejales ni a ciudadanos, que ven en lo que sería el nuevo Estatuto de Rentas un calco del ya existente, y, si se quiere, uno realmente más agresivo con el bolsillo de los tunjanos, que aún no terminan de reponerse del desmedido aumento que se dio en este 2018.

“De parte de la Administración se presenta hoy un estudio técnico y se hace una modelación donde se indica el impacto que tiene el descuento por pronto pago y como quedó instaurado en el nuevo proyecto de acuerdo de rentas. De igual forma se hace una presentación técnica del impuesto del 0,5 por mil en diferentes sectores que se tienen, ya para tema tarifario los diferentes impactos que se tienen tanto en materia presupuestal como en marco fiscal de mediano plazo y para mantener la primera categoría de la ciudad”, señaló Félix Leonardo Morales, tesorero de Tunja.

El informe y las proyecciones que dio a conocer el Tesorero de la ciudad no dejaron tranquilos ni a cabildantes ni a asistentes, quienes evidenciaron la intención de modificar el Estatuto de Rentas en contra de los intereses de la ciudadanía. De acuerdo al proyecto presentado, los descuentos por pronto pago serían mucho menos generosos que los de este 2018, logrando un máximo de 20% de descuento si se paga en los tres primeros meses del año, advirtiendo que el primer mes no existe pues para ese periodo la Alcaldía ni siquiera habrá expedido los recibos; descuento de un 10% para quienes paguen entre abril y mayo, y de solo un 5% de descuento para quienes lo hagan entre junio y julio.

Muy distantes de lo realizado este 2018 en el que se permitió realizar el descuento por pronto pago hasta el 30 de junio y en el dicho descuento fue del 30%. También distante de lo que propone la ciudadanía que es conseguir que el descuento sea del 30%.

Pero de acuerdo al tesorero ese tipo de beneficio solo lograría que Tunja perdiera su reconocimiento como municipio de primera categoría y afectaría la situación presupuestal del municipio, por lo menos a mediano plazo.

“Se hizo una presentación del 20% en los tres primeros meses, en los siguientes meses (abril y mayo) del 10% y para junio y julio del 5%. También se indica que mover un 10% dentro de los tres primeros meses del año significa cerca de 3.900 millones de impacto adicional  en descuentos que se otorgarían  y se puede determinar un impacto financiero en materia presupuestal”, agregó Morales.

Sin embargo, dicha explicación dista de lo evidenciado durante este año en el que la ciudadanía tuvo que asumir tan abusivo incremento. Para 2018 se fijó una meta de recaudo cercana a los 32 mil millones de pesos, y hoy, sin que termine la vigencia, sin que hayan hecho el pago aquellos ciudadanos que tengan que asumir intereses por mora, el recaudo ha superado los 44 mil millones de pesos. Dejando claro que con los descuentos y plazos manejados durante este año, se logró superar por lejos la meta de recaudo; sembrando un manto de duda de por qué no puede ocurrir igual en la siguiente vigencia aplicando los mismos descuentos y los mismos plazos.

También tiene dudas la ciudadanía sobre el uso que está teniendo este dinero recaudado, que supera en más de diez mil millones la meta de recaudo, pero que no se ven reflejados en grandes obras en la ciudad.

De momento, el Movimiento Unidos por Tunja ha solicitado al Concejo Municipal la no aprobación de este nuevo Estatuto de Rentas, que claramente va en detrimento de los intereses ciudadanos.

También es imperante entre la comunidad el deseo de que esta Alcaldía no recurra a más empréstitos, y que dé cuentas claras sobre el uso de esos 44 mil millones, pues las obras que por ahora adelanta la Administración Cepeda han sido financiadas mayoritariamente por el empréstito solicitado en 2016 por valor de 35 mil millones de pesos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.