Desde el Pasaje Vargas Ed.935

0
1239

En defensa del grupo aval y de Odebrecht

Así es; todo parece indicar argumentó nuestro Académico de turno, una de estas mañanas, antesala de navidades y de heladas, que este país de locos va a tener que salir en defensa de Don Luis Carlos Sarmiento, el hombre del billete, y de la multinacional de Lula, mientras que al Dr. Varito y a Chanchis President, a quienes ha apoyado Don Luis Carlos, al punto de imponer el nombre de Chanchis con su famosa primera página del 4 de marzo de esta año que ya termina, tendrán, de pronto, que ponerse en contra de él, de Don Luis Carlos, si los gringos deciden apretarles las pelotas a Chanchis y al Dr. Varito. Para este Académico, al quien se le han unido cada día uno o dos más de sus contertulios, el asunto es sencillo: en los tiempos de Lula, el Brasil se convirtió en una de las potencias emergentes, la que como todo nuevo rico, sale al mercado a comprar lo que encuentre. Así que Odebrecht salió a licitar las grandes obras por todo el territorio del vecindario, disputándole a las verdaderas dueñas de los negocios, que son las de los gringos, cada contrato. Como se sabe, las United Fruit Company, si hay necesidad de mandar matar la peonada, o de sobornar a funcionarios, o de dar golpes de Estado, para meter ‘héroes de la patria’, o lo que sea, no van a permitir que aparecidos les quiten los negocios. Nuestro calenturiento Académico argumenta que con seguridad Odebrecht pensó en tácticas similares, si los gringos ofrecían tanto, ellos daban un poquito más y así lograron buenas tajadas del ponqué existente en el vecindario. De modo que cuando los gringos se dieron cuenta, salieron a defenderse. Y nada mejor que una corte en Nueva York para envainar a los cariocas y de ahí para abajo a todos los que se involucraron en los nuevos negocios, a quienes no se les puede perdonar que cojan malas mañas, tratando de quedarse con los contratos que por mandato de dios les deben ser adjudicados a ellos. Así que los han cogido a todos: en Argentina, en Perú, en Colombia. Y aquí se van a llevar un premio adicional: el grupo de don Luis Carlos, ¡una maravilla! Entonces, se da la lección a todos de que no deben transgredir, no pueden entregarles los contratos a otros que no sean ellos y se topan de manos a boca con el bocado del cardenal (que no es un niño en este caso); ese bocado es el Grupo financiero del banquero que aquí se ha dado maña de hacerse el billete más grande que nativo alguno haya logrado de forma ‘lícita’. Sensacional, este mercado de Sarmiento, así sea chiquito, no viene nada mal. Y, obvio, a Chanchis y al Dr. Varito les tocará abandonar a quien les socorrió los centavos y les abrió camino de vuelta a la casa de Nari, para hacerle caso a los verdaderos amos desde las cortes de Nueva York, so pena de que les peguen el susto de canchilas, diciéndoles, especialmente al Dr. Varito, que ‘vos también tenés tu historia’. Entonces, oh paradojas de este pícaro mundo, los colombianos tendríamos que salir a defender a Don Luis Carlos y a sus bancos que, al fin y al cabo, son de aquí, según la conclusión de nuestro Académicos en la última tarde antes de ir a fiesta de aguinaldo.

La chusma se toma París

Desde El Pasaje Vargas de Tunja, Boyacá-Colombia, nuestros Académicos que no tiene más oficio que hacer sino ver las noticias al medio día y por la noche, están de acuerdo en que faltan en Paris, Fachito Santos, Paloma Valencia, Mafita Cabal, el canciller Holmes, y muchos otros héroes de la patria para que pongan orden en las calles y dispersen la chusma vandálica que quiere tomarse el poder acudiendo a todas las formas de lucha. Y, de paso, demostrar, como dijo nuestro Juanma en tiempos idos, que el tal paro no existe. Y llevar a Carrasquilla para que muestre carácter y no ceda a las pretensiones de la amorfa masa. Cómo así que los franchutes no quieren pagar la gasolina al precio que debe ser, como sucede aquí, donde este pueblo consciente y decente clama por que llegue el primer día del siguiente mes para poder pagar un precio mayor. Varios de nuestros Académicos han dicho que les parece la peor prueba de falta de autoridad que en cuatro sábados de chusma en las calles de París, hayan resultado apenas 461 apaliados, que son muy poquitos, y, peor todavía, que solo hayan detenido a 1797 desadaptados; consideran que si nosotros pudiéramos llevar los héroes del ESMAD, le habríamos propiciado la paliza que se merecen a muchos más de esos facinerosos y hubieran metido a la cárcel, siquiera al doble de vándalos. Y si nos permitieran llevar a Carrasquilla, jamás se perjudicarían los supremos intereses de la patria, como acaba de suceder con el entelerido de Macron, quien se ha doblegado a las pretensiones del populacho con subidas de sueldo mínimo, con congelación de las cotizaciones de los jubilados, que permite que por las horas extras que ganan no tributen; que, fuera de eso, les concedan una prima especial de fin de año, que les rebajen los impuestos municipales o que se les dé una ayuda a los de la tienda por dejar de vender la cerveza de los días de las marchas. ¡Nada de eso!, dicen nuestros Académicos, que ahora sí entienden el incalculable valor que tienen los Chanchis, los Varitos, las Martalucías, los Fachitos y otros auténticos héroes y ángeles de la guarda que afortunadamente los tenemos aquí y que mantienen a raya al desagradecido populacho.

Comienza el Aguinaldo

Todos los Académicos del Pasaje Vargas rinden homenaje y agradecimiento a nuestro buen Pablito por haber sacado de la plaza Mayor el orinal de fin de año. ¡Con su música a otra parte! ¡Qué maravilla!, al fin el respeto a la plaza que es nuestra, gritaron en coro una de estas tardes, la totalidad de nuestros Académicos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.