Una ventaja invisible pero notoria para Nairo Quintana en el Tour 2019

1
504

El triunfo de Geraint Thomas en el Tour de Francia 2018 pondrá a prueba, por primera vez en mucho tiempo, el trabajo en equipo tan característico del Sky. Por eso la temporada 2019 puede terminar siendo una oportunidad inmejorable para hacer realidad el ‘sueño amarillo’ de Nairo Quintana.  

El Tour de Francia 2019 va a resultar atípico. Pero no por su trazado o su exigencia, sino porque este será el primero en mucho tiempo en que el pedalista que lleva el dorsal 1 posiblemente no trabajará para defender su título, sino por los intereses del gran líder de equipo.

Esa ha sido hasta ahora la filosofía en el Team Sky, que ha demostrado a lo largo de los años el valor y la importancia que tiene para cada uno de sus pedalistas el concepto del trabajo en equipo.

Pero en 2019 esto podría cambiar. Por lo menos si por las venas del británico Geraint Thomas corre un poquito de sangre. Pues resulta inconcebible que el campeón vigente se resigne a defender su condición y su prestigio como el más reciente portador del maillot amarillo en París.

Pero revelarse no es sencillo, pues el prestigio del jefe de equipo, Chris Froome, es una condición de mucho peso. También lo es su posibilidad de sumarse al grupo de privilegiados de haber ganado cinco veces el Tour de Francia. Por eso es evidente que será una orden de equipo: “Todos a trabajar por el título de Froome”.

Pero en esta temporada será más difícil que nunca contar con el total apoyo de Thomas, porque nadie en el mundo del ciclismo concibe ver al campeón trabajando por los intereses de otro. Y puede darse que Thomas se revele ante los ojos del mundo, sin importar la orden de equipo, o puede que ocurra de una forma más discreta, tal y como pasaba con Greg LeMond en plena década de los ochenta y su líder Bernard Hinault, a quien quiso arrebatarle el triunfo en varias ocasiones colgado de ataques de pedalistas rivales.

También puede darse que el Sky presente dos líderes, y una vez la carretera vaya poniendo a cada uno en su sitio, se irá definiendo quien es el verdadero líder del equipo. Pero mientras eso ocurre puede darse una intensa guerra por el liderato del equipo más prestigioso del mundo, y dicha contienda puede terminar de desatarse en pleno Tour de Francia.

Por eso la chance para Quintana es inmejorable. Pues nunca antes había podido jugar con las dudas del Sky y las ambiciones de cada uno de sus corredores. Sin embargo, Quintana no es el único que puede aprovechar dicha situación; al acecho estarán pedalistas de gran renombre como Richie Porte, Tom Dumoulin o Vincenzo Nibali, que también llevan soñando durante años con arrebatarle el título al Sky.

Incluso, puede que este escenario no ocurra, que la orden de trabajar para Froome sea acatada desde un comienzo y se ratifique así la tan característica disciplina del Team Sky.

Pero la duda está sembrada. El lote de los grandes candidatos: Quintana, Nibali, Porte, Dumoulin saben del hambre de victoria con la que debe contar Thomas, de la sensación de tocar el cielo con un triunfo en el Tour y luego no querer despegarse nunca de dicha gloria. Por eso la temporada 2019 puede terminar convirtiéndose en una oportunidad de oro, porque nunca antes Quintana y el resto de pedalistas top habían visto rivalidad entre Froome y alguno de sus gregarios, pero 2019 parece ser el año en que se rompa dicha regla.

1 COMENTARIO

  1. ESO QUISIERAN LOS COLOMBIANOS, QUE HAYA DISPUTAS EN EL SKY PARA ELLOS PESCAR EN RIO REVUELTO PERO LES SERÁ IMPOSIBLE…FROOME ES FROOME Y ES EL CAPO. TODOSD A TRABAJAR PARA ÉL Y LOS COLOMBAI¿NOS QUE SIGAN ESPERANDO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.