Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022: retos y oportunidades para Boyacá

0
1788
Foto | Hisrael Garzonroa

Por: Jacinto Pineda, Director Grupo de Investigación GRIMAP-ESAP

Vistos a través de las bases del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018 -2022, Gobierno Duque, Boyacá ofrece oportunidades inigualables para desatar prosperidad, desde luego supeditados a la capacidad que tengamos de remover obstáculos, tales como la desigualdad social que se expresa en el territorio.

Boyacá dentro de las bases del PND 2018-2022 hace parte de la región central, motor de la actividad económica agropecuaria e industrial, y dinamizadora del crecimiento económico nacional y por ende concentrará una alta inversión pública en el cuatrienio. La región es la que más le aportó al PIB nacional con el 38% en el 2016.  Bogotá concentra el 67,7% del PIB de la región. Por su parte, los departamentos de Boyacá y Cundinamarca aportaron más del doble de la producción (71,3 billones de pesos) frente a la contribución de Tolima y Huila (33,8 billones de pesos). El departamento es el noveno en participación del producto interno bruto del país.

 

Gráfico 1

Fuente: Bases PND 2018-2022. Pág. 867

A excepción del indicador de inversión en actividades de ciencia, tecnología e innovación el departamento de Boyacá cuenta con indicadores positivos en innovación y dinámica empresarial; sofisticación y diversificación; capacitación e implementación de tecnologías. Su ubicación es superior a Tolima, Huila y al mismo nivel de Cundinamarca cuando nos comparamos con los pares de la región central. Ahora la inversión para la región, según el PND 2018-2022, se orienta bajo tres objetivos: 1. Conectar y acelerar el crecimiento de la región para el país, invirtiendo en el desarrollo de la red vial primaria, la reactivación del transporte ferroviario central, la navegabilidad del río Magdalena y la movilidad en los centros urbanos. 2. Creatividad, cultura, innovación y competitividad como motor del país: potencializar la productividad rural, la competitividad, la innovación, la expansión de industrias creativas y culturales, y el fomento del turismo natural y cultural. 3. Proteger la fábrica natural de agua del país.

Dentro de los proyectos para la región está el desarrollo férreo de Boyacá y Cundinamarca, distrito productivo en Tunja, promoción cultural y turística para el bicentenario, vías, centro de acopio con visión internacional, troncal central del norte: vía Pamplona, Presidente, Málaga, Duitama y Tunja entre otros. En general en materia económica aprovechar las oportunidades que potencie el desarrollo del departamento a partir del PND 2018-2022 dependerá de la capacidad que tengamos de insertarnos a la economía naranja la cual implica innovación, creatividad y gobernanza, es decir una alianza entre los sectores público y privado. De igual manera implica la asociatividad territorial, la cual contará para su efectiva implementación con los contratos plan – contratos territoriales-. Pensar nuevamente en las áreas metropolitanas y demás esquemas asociativos es el reto. Conlleva fortalecer institucionalmente los entes territoriales para asumir el desafío de una descentralización que busca conectar territorios, gobiernos y poblaciones. La base de la descentralización será la equidad, productividad y legalidad. El gobierno propone una mayor descentralización fiscal, pero hace énfasis en la búsqueda de recursos propios de los municipios, lo cual se traduce en mayores impuestos tales como el predial.

LOS RETOS POR LA EQUIDAD

Las bases del PND reconocen los grandes logros de Boyacá en materia de inclusión social evidenciados, por ejemplo, en la disminución de la pobreza y el mejoramiento de indicadores socio económicos. El Plan Plurianual de Inversiones para los próximos cuatros años ascenderá a un valor de 1.100 billones de pesos de 2018, del cual cerca del 50% estará dirigido al pacto por la equidad. Comprende los sectores como Salud, educación, empleo, cultura, alimentación, vivienda, juventud naranja entre otros.

El mayor desafío para Boyacá es la lucha contra la desigualdad y ausencia de convergencia territorial. El plan parte que la mayor intervención debe hacerse en los municipios con mayor distancia a los centros urbanísticos, menor población y mayor dispersión de sus habitantes geográficamente. Son estos municipios con mayor pobreza, rezago en su desarrollo y presentan en general precariedad en sus indicadores. En la siguiente tabla se relaciona la tipología de ruralidad, las personas pobres en Colombia y los municipios por categoría en Boyacá.

Tabla 1

Categoría de Ruralidad Personas pobres (%) Colombia Municipios Boyacá por categoría
Ciudades y aglomeraciones 18.9 3
Intermedio 38.7 32
Rural 47.8 43
Rural Disperso 48.8 45
Total 123

Elaboración propia sobre datos bases PND 2018-2022 y DNP

En conclusión, 88 municipios de Boyacá, es decir el 75.54% del total, hacen parte de los municipios que soportan con mayor rigor la exclusión social y tienen dificultades para insertarse al desarrollo. En Colombia, según el DNP, hay 318 con ruralidad dispersa, es decir Boyacá cuenta con cerca del 15% de los municipios del país en esta categoría. La mayor inversión del plan dentro del pacto de equidad está dirigida a estos municipios, por lo anterior requerimos un fuerte trabajo para captar recursos y transformarlos en prosperidad.

Independientemente de la ideología o partido para el debate electoral regional 2019 el PND 2018 -2022 será un insumo básico en las propuestas pues no olvidemos que los planes de desarrollo territoriales 2020-2023 se armonizarán con los objetivos del plan Duque. Es cierto hay puntos de reflexión y quizá de discusión como su apuesta por el mercado y la familia, ejes de la equidad, pero el Plan Nacional de Desarrollo es el norte.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.