El talento boyacense, sin peso y sin valor para Patriotas y Boyacá Chicó

3
2293
Foto: Archivo

Por: Daniel Triviño

En todo el tiempo que Patriotas y Boyacá Chicó llevan representando a Boyacá, no han promovido a más de diez jugadores de la tierrita. Como tal no existe obligación alguna, pero resulta inconcebible que ambos equipos prefieran el fichaje de vejestorios devaluados y rechazados por otros equipos, a la promoción de jóvenes talentos boyacenses.

Este año Boyacá Chicó cumple 14 años como cuadro representativo de los boyacenses, mientras que Patriotas completará su octavo año consecutivo en primera división. En todo este tiempo se han negado a promover el talento boyacense, con los dedos de las manos se cuentan los boyacenses que han vestido la camiseta de estos equipos.

Pero no propiamente por falta de talento o de interés de los niños y jóvenes boyacenses, sino por pésimas decisiones, en las que ha triunfado el intento de ser taquilleros al contratar vejestorios que vivieron épocas de gloria en otros equipos; como ocurrió con Omar Pérez el año pasado, o como ocurre en esta temporada con Jarol Martínez y su llegada a Boyacá Chicó.

Tanto Patriotas como Chicó han caído en dicho error, desconociendo la importancia de formar y promover boyacenses. No solo por el tácito compromiso con la tierra que les ha acogido, sino por desconocer que la promoción del talento propio, no solo resulta más rentable que el fichaje de un prestigioso vejestorio, sino que también termina siendo mucho más taquillero, pues la afición boyacense está dispuesta a pagar una boleta si está uno de los suyos batiéndose en el terreno de juego.

Así ocurrió con Juan Alejandro Mahecha en ese mítico Boyacá Chicó de 2008 que terminó consiguiendo el título. El simple hecho de verlo hacer sociedad en el medio campo con Miguel Caneo era suficiente para motivar a la afición futbolera del departamento para adquirir una boleta.

Pero las directivas de Boyacá Chicó y Patriotas nunca comprendieron eso, y han asumido una política concreta de cero promoción del talento propio. En los 14 años que Boyacá Chicó lleva jugando en Tunja, y en los ocho de Patriotas en primera división, los boyacenses que han vestido las camisetas de estos equipos son: Juan Alejandro Mahecha, Nicolás Carreño, Alejandro Niño, Leonardo Pico, Mateo Camacho, Iván Corredor, Diego Corredor, Leonardo López; estos últimos cuatro casos advirtiendo que no debutaron en los equipos boyacenses, es decir no fueron promovidos por los equipos de la casa.

Y los resultados están a la vista, Boyacá Chicó en el fútbol de ascenso y Patriotas al borde del abismo para no terminar allí.

3 COMENTARIOS

  1. Excelente artículo, pero sería bueno que las directivas dieran una entrevista al respecto, saber cuanto cuesta traer un jugador de fútbol a Boyacá comparado con uno salido de la cantera, pero no es solo ese tema, hay mucha más tela que cortar.

  2. Por fin un articulo real, esperemos que los politiqueros entienda de una vez por todas, el replanteamieto de los recursos que se destinan para un deporte que poco o nada le aporta a la juventud.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.