Otra vez pagan los contribuyentes tunjanos

0
560
Foto | Hisrael Garzonroa

Una nueva visita del viceministro de vivienda, Víctor Saavedra, no aclaró mucho el panorama de las familias perjudicadas con los proyectos de vivienda Torres del Parque y Estancia El Roble. Pues apenas se dio a conocer que la Alcaldía ya contrató las primeras 60 unidades de vivienda para las familias que tuvieron que ser evacuadas.

Tercera visita del viceministro de vivienda Víctor Saavedra, a la capital boyacense, y tercera ocasión en la que reina la confusión entre los perjudicados por los proyectos de vivienda Torres del Parque y Estancia el Roble.

La reunión del Viceministro de Vivienda con autoridades municipales y entidades financieras fue extenso pero poco productivo, pues sobre los compromisos adquiridos se estableció poco; apenas que la Alcaldía ya contrató 60 unidades de vivienda para las familias que han tenido que ser evacuadas. Estas serían entregadas a inicios de 2020.

“Siguiendo los compromisos nos reunimos con la Alcaldía y con los veedores de la comunidad haciéndole seguimiento a los proyectos. La Alcaldía ya contrató las primeras 60 unidades de vivienda para los proyectos de Estancia El Roble y Torres del Parque para las familias que fueron desalojadas por inminente riesgo de colapso de las unidades o las familias que se les escrituró la propiedad y nunca se les entregó la vivienda. Esas 60 unidades de vivienda van a comenzar la ejecución este primer semestre del año y se tiene prevista la entrega iniciando el primer semestre del próximo año”, comentó Saavedra al término de la reunión.

La reunión no contó con la verdadera participación de los veedores de la comunidad, pues ellos fueron invitados a participar desde las once de la mañana, siendo que el encuentro empezó aproximadamente sobre las ocho de la mañana.

Pero más allá de la presencia de los veedores, Saavedra insistió en que el encuentro fue fructífero, pues además de acordar la entrega de las primeras 60 unidades de vivienda, se habló de la contratación de una segunda fase.

“La Alcaldía va a adelantar una contratación por seis mil millones de pesos para 110 unidades de vivienda adicionales y va a haber una declaratoria de calamidad  adicional por parte de la Alcaldía, lo cual habilitará inversiones del Gobierno nacional para da una solución definitiva de los proyectos”, agregó Saavedra.

Los seis mil millones provienen completamente de recursos del municipio, mil de ellos estipulados en el presupuesto de 2019 y los cinco mil restantes obtenidos vía empréstito. Saavedra no se atrevió a hablar de la cifra que puede conseguirse una vez el municipio haga la declaratoria de calamidad pública, “la cifra definitiva depende de la estructuración del proyecto, pero no podemos adelantar cuál va a ser el presupuesto definitivo”.

Tampoco hubo mayor claridad sobre el manejo de los créditos que solicitaron muchos de los damnificados con estos proyectos. “Estamos haciendo reuniones con los bancos para informarles sobre el proceso, cada banco suscribe un crédito como entidades privadas que firman un crédito con un particular, que firman un crédito hipotecario. Nosotros estamos informando sobre la situación porque la declaratoria de calamidad tiene un impacto sobre los créditos hipotecarios, pero eso es una decisión individual que debe tomar cada banco”.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.