Patriotas sigue sin ganar fuera de casa

0
459
Foto: @patriotasfutbol

Los boyacenses sufrieron de nuevo una expulsión tempranera, que desnaturalizó el juego y que le complicó las cosas a un Patriotas que hizo más qué digna. Al final, no pudo remontar el marcador y terminó perdiendo por 2-1 ante un Rionegro Águilas que supo manejar la ventaja y la superioridad numérica.  

Patriotas y Rionegro Águilas midieron fuerzas en el marco de la fecha 4 de la Liga Águila 2019-I. El encuentro disputado en el estadio Alberto Grisales terminó con saldo favorable para los de casa, que contaron por más de 50 minutos con un hombre de más en el campo de juego.

Rionegro pudo abrir el marcador a los 13 minutos, pues Mosquera con un cabezazo hizo exigir a Éder Chaux para evitar la caída de su arco. Sin embargo, esto marcó la tendencia de cómo iba a desarrollarse el juego.

Los locales consiguieron la apertura del marcador a los 36 minutos tras un desborde por derecha de Daniel Muñoz, quien luego cedió la pelota para que Leandro Velásquez ingresara al área y sin contemplación alguna venciera a Chaux.

Para agudizar el mal momento de Patriotas Felipe Ávila iba a ver la tarjeta roja cuando faltaban cinco minutos para el final de la primera etapa. Cinco minutos más tarde iba a llegar el segundo gol de Rionegro, que tras una nueva habilitación de Muñoz, encontró a Jáder Obrian dentro del área para que fusilara al meta de Patriotas.

La ventaja pudo crecer en el arranque de la segunda parte, pues a tan solo 3 minutos de haber comenzado, Miguel Murillo tuvo una chance inmejorable con golpe de cabeza, pero Chaux voló para evitar lo que iba a ser el tercer gol de Rionegro.

Pero con el pasar de los minutos Rionegro empezó a cederle la pelota a su rival, tratando de armar un contragolpe y de explotar cualquier espacio en el fondo del equipo boyacense.

Patriotas se adelantó en el campo de juego, pero le costaba armar juego para superar los tres cuartos de cancha. Iba a ser mediante un cobro de tiro libre el modo en que los boyacense iban a llegar al descuento.

Fue sobre los 20 minutos del complemento, con un zurdazo de antología de Kelvin Osorio, que convirtió en un espectador de lujo al guardameta del equipo local.

La actitud en ambos se mantuvo. Rionegro cediendo la pelota a su rival y esperando en campo propio, mientras que Patriotas trataba de armar juego sin encontrar sorpresa o un chispazo de genialidad que lo llevara a la igualdad. La pelota quieta se convirtió entonces el arma predilecta del equipo boyacense, que sobre el final tuvo una gran chance de gol en los pies de Israel Alba, pero Juan Valencia voló sobre su palo izquierdo y evitó lo que era la igualdad.

Al final fue victoria para Rionegro Águilas. Resultado adverso para Patriotas que no solo se aleja de los puestos de vanguardia, sino que vio como el Envigado le recortó distancia en la lucha por mantener la categoría.

Patriotas se estancó en cuatro puntos y hoy ocupa la decimocuarta casilla de la Liga Águila. En la próxima fecha recibirá en La Independencia a Independiente Santa Fe.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.