Moñona boyacense en suelo antioqueño

0
475
Foto: Federación Colombiana de Ciclismo

Nairo Quintana y Miguel Ángel López volvieron a dar clase de la épica del ciclismo boyacense. Cuando muchos esperaban un triunfo de Rigoberto Urán, apareció un Miguel Ángel López intratable, que en la recta final de la competencia dio vía libre a su más próximo rival para que fuera por el título, pues sabía que tenía todo controlado. De otro lado apareció un Nairo Quintana hambriento de triunfo, que no le importó caer y tener que levantarse para luego conseguir una victoria que además le permitió reconciliarse con su afición.

La segunda edición del Tour Colombia terminó, y para Boyacá, a pesar de que se le hizo el feo con eso de ser la sede de la edición del Bicentenario, el balance termina siendo más que positivo.

El campeón es el ya ídolo de muchos Miguel Ángel ‘supermán’ López, que dominó el Tour Colombia de principio a fin. Siempre estuvo ubicado en la parte alta de la clasificación general, siempre al acecho del título, ese que al final consiguió con suficiente solvencia.

En el recuerdo permanecerá esa imagen a falta de un kilómetro cuando López abría paso a su máximo contendor por el título, el cundinamarqués Iván Sosa, para que fuera él quien impusiera el ritmo y se ganara el título por sus propios medios. Pero sosa, a esa altura de la etapa, ya no tenía alientos para dar lucha a un ‘supermán’ López intratable en este inicio de temporada.

Debe leer:
>‘Supermán’ López gana el Tour Colombia

Para completar la fiesta boyacense, Nairo Quintana se quedó con la victoria en esta última etapa, por demás considerada la etapa reina. Y no fue un triunfo cualquiera, pues el gran referente del ciclismo colombiano se vio retado por la nueva generación: Egan Bernal, Iván Ramiro Sosa y Miguel Ángel López, dieron una honorable batalla al combitense.

López fue el primero en rendirse, pues le resulta conveniente que Quintana se quedara con el triunfo, Sosa se concentró más en su duelo con López, por o que tampoco dio mayor importancia al triunfo de Nairo, sin embargo, de haber tenido restos físicos, le habría convenido pegarse a la rueda de Quintana;  y Bernal, que fue el primero en abandonar la lucha, pues no le quedaron alientos para soportar la batalla con el gran Nairo Quintana.

El triunfo de Quintana se vio enaltecido por las circunstancias, pues a falta de unos 3 kilómetros sufrió una caída por la imprudencia de la afición, que no respeto el escenario ni a los protagonistas, y en un incidente bochornoso terminó llevándose por delante a Quintana.

Pero la caída fue lo de menos para Nairo, pues se levantó y luego salió como un caníbal a devorar cualquier diferencia que pudieran sacarle López o Sosa. Tanto impulso llevaba Nairo que los dejó en el camino, ganó la etapa y les sacó ocho segundos de diferencia.

Sin embargo, no se conseguido la moñona, pues será Boyacá el encargado de acoger la siguiente edición del Tour Colombia, por eso desde ya, la administraciones municipales que pretendan llevar el Tour Colombia a sus municipios deberán ser garantes de una mejora de infraestructura a todo nivel: hoteles, restaurantes y atractivos turísticos, que deberán ser mejorados, embellecidos y complementados con todos los servicios necesarios para sacar todo el provecho posible a esa localía del Tour Colombia en 2020.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.