Tenemos la certeza del deber cumplido: Industria de Licores ante decisión de Tribunal Administrativo

0
535
Esperanza Quevedo, gerente General de ILB. Foto | Hisrael Garzonroa
Publicidad

“La opinión pública debe tener claro que el Tribunal Administrativo de Boyacá, declara la nulidad absoluta del “Contrato de Concesión No. 001 de 2003” por supuestas fallas en la etapa precontractual del mismo, JAMÁS por incumplimientos, malos manejos y/o mala administración del monopolio rentístico de licores por parte de la empresa concesionaria. Por el contrario, se puede tener la certeza del deber cumplido, al haber sacado a flote la industria departamental generando empleo y recursos sin precedentes para el ente territorial, que han aportado a la inversión y el desarrollo del departamento y sus programas”.

 

Conocida la cuestionable decisión del Tribunal Administrativo de Boyacá en torno a declarar la nulidad absoluta del Contrato de Concesión No. 001 de 2003, la Empresa Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl (ILB), en comunicado que acaba de difundir esta tarde, firmado por su gerente General, Ángela Esperanza Quevedo, hace importantes precisiones sobre los resultados de su desempeño como concesionaria, afirmando que “todas las personas que hacen parte de la planta de trabajadores, así como los directivos de la empresa Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl, (bajo el compromiso de la Concesión) por estos dieciséis años se han esmerado en realizar su trabajo de forma responsable, procurando celosamente dejar  en alto el buen nombre de Boyacá mediante un manejo respetuoso y transparente de su patrimonio”.

Detalla la Sra. Quevedo que en estos 16 años de manejo de la concesión los resultados económicos para el departamento no podían ser mejores, precisando que en este tiempo el departamento ha captado más de 240 mil millones de pesos, en contraste con los 16 mil millones de pérdidas acumuladas en la década precedente a su concesión, recursos que tuvo que aportar el departamento de los impuestos de los boyacenses para compensar su ineficiencia y pérdidas.


Debe leer:
>Cuestionable decisión del Administrativo de Boyacá  frente a decisión de contrato de la licorera


 

En el comunicado, dice la responsable de la concesión que en “vista de los hechos ocurridos en los últimos días, ( a raíz) del fallo de segunda instancia proferido por el Tribunal Administrativo de Boyacá, en el cual la Honorable Corporación decidió declarar la nulidad absoluta del Contrato de Concesión No. 001 de 2003. La Empresa Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl (ILB), ha decidido aclararle a la opinión pública lo siguiente:

En primer lugar, vale recordar que el departamento de Boyacá desde el año 1990 hasta el año 2002, acumuló pérdidas generadas por la empresa industrial y comercial del estado “Industria Licorera de Boyacá”, de más de 16.000 millones de pesos mí/cte; por tal motivo, el departamento bajo recomendación de los entes de control de su momento, se vio en la necesidad de liquidar dicha empresa y buscar la mejor y más eficiente forma de administración del monopolio rentístico de licores que pertenece al departamento.

En ese escenario, bajo proceso licitatorio No.002-GB-2002 realizado por la Gobernación de Boyacá, la “Unión Temporal Licorandes y Asociados” hoy “Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl”, cumplidos los requisitos necesarios y habiendo ofrecido un proyecto serio para la recuperación de la menoscabada Industria Licorera de Boyacá, le fue adjudicada la licitación referenciada bajo el “Contrato de Concesión No. 001 de 2003” por un término de veinte (20) años. Aclarando que el monopolio siempre ha sido y seguirá siendo propiedad del Departamento de Boyacá y por consiguiente de los boyaceneses, la concesión solo ejerce una administracion transitoria.

Durante dieciséis años, la empresa Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl ha cumplido con todos los objetivos y compromisos propuestos desde el inicio de la concesión, vendiendo sus productos en el territorio boyacence y generando una rentabilidad para el departamento de más de 247.000 millones de pesos m/cte.

Según la concesión, se invirtieron más de 3500 millones de pesos en desarrollo de producto y actualización de tecnologías. Foto | Hisrael Garzonroa

Sumado a ello, se han invertido alrededor de 1.500 millones de pesos en planta y equipos tecnológicos, para hacer más eficiente la producción de licores, con el objetivo de cumplir los compromisos contractuales a marzo de 2023 y hacer más competitivo el licor de origen boyacense a nivel nacional e incluso internacional. No solo la empresa ha desarrollado productos insignia para el Departamento como el Aguardiente Líder Sin Azúcar, sino que adicionalmente se ha hecho merecedora de seis medallas de Oro en el Monde Selection de Bruselas por la alta calidad de sus licores. Adicionalmente, en el año 2016 se recibió con orgullo para los boyacenses la Certificación en Buenas Prácticas de Manufactura otorgada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos INVIMA, que habilita a la Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl para producir bebidas alcohólicas en el país, proyecto en el cual se invirtieron alrededor de 2.000 millones de pesos. Adicionalmente, la empresa ha realizado inversiones en deporte, cultura, publicidad y otros por más de 13.000 millones de pesos m/cte.

Cabe anotar que a través de la “Fundación Tytzy” iniciativa generada por la Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl, se han beneficiado a más de 38.000 personas a través de las líneas de acción: desarrollo infantil, centro de jóvenes, desarrollo comunitario, empoderamiento comunitario y acompañamiento psicosocial gratuito a todos los boyacenses: además de la continua creación de programas con el fin de fortalecer las habilidades para la vida, el uso adecuado del tiempo libre, formación en competencias laborales y la prevención del consumo de sustancias psicoactivas.

De igual manera, es importante resaltar que todas las personas que hacen parte de la planta de trabajadores, así como los directivos de la empresa Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl, por estos dieciséis años se han esmerado en realizar su trabajo de forma responsable, procurando celosamente dejar en alto el buen nombre de Boyacá mediante un manejo respetuoso y transparente de su patrimonio. La ILB genera para los boyacences alrededor de doscientos (200) empleos para trajadores directos e indirectos.

Dicho lo anterior, la opinión pública debe tener claro que el Tribunal Administrativo de Boyacá, declara la nulidad absoluta del “Contrato de Concesión No. 001 de 2003” por supuestas fallas en la etapa precontractual del mismo, JAMÁS por incumplimientos, malos manejos y/o mala administración del monopolio rentístico de licores por parte de la empresa concesionaria. Por el contrario, se puede tener la certeza del deber cumplido, al haber sacado a flote la industria departamental generando empleo y recursos sin precedentes para el ente territorial, que han aportado a la inversión y el desarrollo del departamento y sus programas.

Así las cosas, la comunidad boyacense puede tener la certeza absoluta de que la Industria de Licores de Boyacá S.A.-Cl, velará por los derechos fundamentales de los trabajadores tanto directos como indirectos y sus familias, sin descuidar su compromiso con la lucha por que las medidas técnicas y financieras que se tomen para el manejo del monopolio rentístico de licores, sean viables y rentables para el departamento de Boyacá, siempre en oposición férrea a la comercialización en el territorio departamental de licores oriundos de otros departamentos, situación que ocasionaría sin duda alguna grave detrimento al patrimonio de los boyacenses.

•             Las cifras aquí suministradas corresponden a fuentes oficiales.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.