Corredor Tunja Sogamoso un espacio de gran desarrollo: Sandra Forero presidenta Camacol

1
435
Ana Elvia Ochoa, gerente regional de Camacol Boyacá-Casanare; y, Sandra Forero, presidenta ejecutiva nacional de Camacol. Foto | Hisrael Garzonroa
Publicidad

El sector de la construcción se ha adecuado al periodo de crisis, es lo que se concluyó de la Asamblea de Camacol Boyacá-Casanare, llevada a cabo este viernes en Paipa y que el corredor Tunja Sogamoso es el que ofrece la mejor proyección de crecimiento.

Con el mensaje de convicción de que el nuevo país se construye desde las regiones y que en este momento el sector se está recuperando de las dificultades de los años precedentes entre 2016 y parte de 2018, la presidenta ejecutiva de Camacol nacional, Sandra Forero, participó en la realización de la Asamblea anual del gremio que agrupa a los empresarios del sector de los departamento de Boyacá y Casanare.

Participantes en el panel ‘cómo mejorar las condiciones de competitividad y productividad del departamento’, en el marco de la Asamblea Regional de Camacol Boyacá – Casanare. De izq. a der.: Sergio Tolosa, secretario de productividad de Gobernación de Boyacá; Sandra Forero, presidenta ejecutiva de Camacol; Germán García, moderador del panel; Juan Alonso Neira Simijaca, Dr. en economía, docente de la UPTC; y, Yamit Noé Hurtado, alcalde de Paipa. Foto | Hisrael Garzonroa

Bajo la coordinación de Ana Elvia Ochoa, la gerente de la regional del gremio, la Asamblea pudo escuchar y analizar la situación actual del sector de la construcción en el país y, en particular, en el departamento de Boyacá, donde la actividad se concentra principalmente en las grandes ciudades del corredor Tunja Sogamoso.

El mensaje es claro, el sector se viene recuperando de la crisis que siguió a la destorcida de los precios del petrolero y la baja de los commodities, a partir de 2015, lo cual ha repercutido en la cadena, con la baja de los metros licenciados y construidos, con los plazos más largos en el desarrollo de los programas, con la contracción de la demanda de los distintos tipos de vivienda, con los inventarios sin vender y con la iniciación y terminación de los proyectos, entre otros problemas. Sin embargo, en materia de cartera, a pesar de las dificultades, esta se mantiene en niveles aceptables.

En cuanto a las perspectivas para el inmediato futuro, de acuerdo con las cifras presentadas, son alentadoras dado que la economía parece estabilizarse y ofrecer tasas reales de mayor crecimiento, mientras que las consecuencias de la crisis de los últimos años muestran signos de recuperación, desde luego, sin llegar a restablecer los niveles de 2015.

Le puede interesar:
>[Podcast] Se necesitan 3.800 para cubrir déficit de vivienda en Tunja

Tunja- Sogamoso, buenas perspectivas

En cuanto al departamento, la región más interesante para el futuro del sector es el corredor Tunja Sogamoso.

Para el caso de Tunja, en los próximos cuatro años se demandarán unas 3.800 viviendas nuevas; y, si se agrega el eje Duitama-Sogamoso, la presión por demanda de vivienda se incrementa en 3.200 hogares más. En cuanto al suelo necesario en Tunja, para desarrollar este número de viviendas se calcula en 41 hectáreas adicionales y una cifra cercana para los casos de Duitama y Sogamoso sumados, para el mismo periodo.

Otra cifra importante, para el caso de este departamento, es la que tiene que ver con el nivel de ingreso de los boyacenses, calculándose que el 83% de la población gana menos de cuatro salarios mínimos legales vigentes mensuales, lo que quiere decir que oscila entre pobre y muy pobre si se tiene en cuenta clasificaciones como las que hace Alameda Ospina, porque según el Dane, hoy, el que gane un poco más del salario mínimo ya es considerado clase media, lo cual no deja de ser humor negro.

Para el caso de querer obtener vivienda, este porcentaje de población no puede aspirar más allá de la vivienda de interés social y de ahí para abajo.

En todo caso, de acuerdo con las exposiciones escuchadas, para afrontar mejor la tarea de brindar una vivienda digna, a precios razonables y en tiempo oportuno, es necesario tener información territorial de calidad, calcular lo más preciso posible el requerimiento futuro de suelo, precisar la renovación urbana a que haya lugar, garantizar los servicios públicos y tener claridad sobre las zonas de protección ambiental. Desde luego que todo esto va de la mano con la adecuación y/o formulación correcta de los planes de ordenamiento Territorial.

Se recupera el mercado

En cuanto al mercado nacional, se calcula que este año la inversión en vivienda crecerá a más de 35 billones de pesos, en comparación con los 32 del año 2018, estimándose que serán construidas unas 104 mil viviendas tipo Vis, es decir, de interés social; unas 51 mil para los estratos medios y alrededor de 23 mil para los estratos altos. De estos grupos de viviendas, el que más dificultades presenta es el tipo medio, en torno a los 300 millones de pesos de valor por unidad, dado que a este segmento se le ha quitado el subsidio al crédito que se había aplicado en años pasados.

Para el representante del Ministerio de Vivienda presente en la Asamblea, Alejandro Quintero Romero, el énfasis del gobierno Duque, bajo el lema de Casa Digna, Vida Digna, será en mejorar las condiciones de vida de 600 mil hogares colombianos, a los cuales se aspira llegar con apoyos en las áreas de saneamiento de la propiedad, mejoramiento de las conexiones intradomiciliarias, es decir, acueducto, alcantarillado y energía; mejoramiento de la vivienda en materia de pisos, acabados y reforzamiento estructural; y, mejoramiento de barrios con redes de servicios, vías y andenes, espacio público y equipamientos. En términos globales en los cutro años el gobierno se propone tener un millón 40 mil iniciaciones de viviendas, habilitando unas 16 mil hectáreas de terrenos urbanos.
Se recupera la capacidad del gremio en el orden regional

Es lo que quedó claro en esta Asamblea, que el gremio tomo otro aire, luego de la crisis que lo afectó durante los dos últimos años.

Para Francisco Castellanos, el presidente de la Junta directiva de Camacol Boyacá Casanare, la labor que viene haciendo la gerente regional Ana Elvia Ochoa, en consonancia con las directrices de la presidencia nacional, en cabeza de Sandra Forero, ha sido de especial importancia para recuperar la condición de liderazgo que se había desdibujado en los últimos años. a su turno, Sandra Forero, la presidenta ejecutiva nacional, destacó que este tipo de eventos son propicios para integrar el sector con las decisiones del gobierno en los distintos niveles. También, la Sra. Forero destacó la actuación del presidente de la junta de Camacol Regional como un representante digno y laborioso del gremio, al igual que el trabajo de Ana Elvia, la gerente regional.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.