El malabarismo estadístico del Dane, ¿o el revisionismo interesado del gobierno?

0
674
Juan Daniel Oviedo, director del DANE. Foto | Colprensa

Por | Edilberto Rodríguez / @zaperongo

Parece que el revisionismo que está de moda en este gobierno en cuanto a la historia de nuestro conflicto interno se ha extendido al desempeño económico, poniendo en entredicho la credibilidad del Dane. 

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, ha adquirido notoriedad pública por anunciar, a finales del año pasado que, según el último censo de población se había sobreestimado el tamaño poblacional del país, una “escachada” de más de cuatro millones de habitantes, pues el censo encontró  que el número de colombianos no es 49,8 millones como se proyectaba, sino 45,5 millones. Como si fuera poco, antes había recomendado no utilizar las cifras de las cuentas económicas departamentales por presuntos errores humanos en el cálculo del Producto Interno Bruto (PIB) departamental. Ahora anunció que la economía colombiana creció 2,7 por ciento en 2018, habiendo ajustado hacía abajo el desempeño económico de 2017 en 0,4 puntos, situando, mediante un malabarismo estadístico, determinó que el crecimiento entre 2016-2017  no fue 1,8 sino 1,4 por ciento.

Como se observa en el cuadro siguiente la trayectoria seguida por la economía colombiana ha sido errática, siendo inferior en los últimos años a 3 por ciento; sin embargo, el gobierno de Duque espera que repunte y rebase el 4 por ciento en este cuatrienio. Este bajo crecimiento ha estado acompañado de  un desempleo rampante que desbordó los dos dígitos, no encontrándose una relación directa entre crecimiento económico y generación de empleo. Es decir, no siempre una expansión o contracción de la economía induce cambios en el mercado laboral en la misma dirección.

Crecimiento económico a precios constantes de 2015

Año PIB Colombia (%) Tasa de desempleo Colombia (%) PIB Boyacá preliminar (%) PIB Boyacá ajustado (%) Tasa de desempleo Boyacá (%)
2006 6,8 12,0 7,3 10,5
2007 6,8 11,2 16,2 9,4
2008 3,3 11,2 6,6 6,9
2009 1,2 12,0 2,0 9,8
2010 4,3 11,7 4,3 10,1
2011 7,4 10,8 10,9 8,0
2012 3,9 10,3 3,0 7,3
2013 4,6 9,6 4,4 8,9
2014 4,7 9,1 6,2 7,5
2015 3,0 8,9 3,7 5,6 6,2
2016 2,1 9,2 -1,6 0,8 7,0
2017 1,4 9,4 1,7 0,8 7,5
2018 2,7 n. d. n. d. n. d. n. d.

Fuente: Dane/Banco de la República

De otra parte, esta situación se reproduce en Boyacá, departamento que contribuye con el 2,7 por ciento al PIB nacional, porcentaje que se ha mantenido inalterable en los últimos años. La corrección que hizo el Dane de las Cuentas Departamentales, condujo a que las cifras sobre el comportamiento del PIB boyacense se haya corregido drásticamente, convirtiendo, como resultado de  la alquimia estadística, el crecimiento económico de 2017, reportado inicialmente en junio del año pasado de 1,7 por ciento en 0,8 por ciento en febrero de 2019. Parece que el revisionismo que está de moda en este gobierno en cuanto a la historia de nuestro conflicto interno se ha extendido al desempeño económico, poniendo en entredicho la credibilidad del Dane.

PUNTO FINAL: El año pasado la Alcaldía de Tunja reajustó draconianamente el impuesto predial, lo que le permitió recaudar $45.550 millones al cierre de 2018, cerca de 64 por ciento más que en 2017. La protesta ciudadana se propagó, pero la desproporcionada medida no se revirtió. Para 2019 la administración municipal aspira a obtener $45.053 millones, con un incremento según lo dispuesto por el Gobierno Nacional, cuyo incremento no debe sobrepasar el 3,0 por ciento. Este año, la intención alcabalera se contuvo.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.