Desde el Pasaje Vargas Ed.945

0
492

Sí se puede

Usando lo que decía Belisario, alma bendita, meter a la cárcel a los que se quedan con la platica del erario sí se puede. Uno de nuestros eméritos Académicos escribió una de estas últimas jornadas, por allá entre gallos y media noche, lo que pasó en un solo día en este loco mundo con respecto a los innumerables chanchullos y torcidos que día y noche se cometen en todas las latitudes. Destaca el acucioso Académico la apertura de investigación «por enriquecimiento ilícito contra Iván Mustafá Durán, el hijo de Feisal, también alma bendita, un viejo godo santandereano; se sienta un precedente, dice el Académico en el sentido de que sí es posible establecer la comisión del delito, recordando que este señor Mustafá manejó mucho dinero, especialmente del llamado » Fondo de Adaptación” que tenía como fin hacer obras en zonas marginadas  por la violencia. Celebra a renglón seguido que esto es lo que deben hacer los organismos de control, y sugiere que se formen unos «bloques de búsqueda» que se pongan en la tarea de «rastrear» los capitales conseguidos como «enriquecimiento ilícito»; que para eso debería armarse un programa de informantes, lo que considera fácil ya que “todo el mundo sabe qué tenían cuando se posesionaron y cuánto lograron «atesorar» cuando se retiraron”. Y también celebra la captura del exsenador Antonio Guerra de la Espriella y del ex presidente del Brasil. Y sugiere también que para hacer más efectivo este proceso en Boyacá debería mirarse con retroactividad por lo menos de diez años para ver cómo hoy con ese dinero «espurio», pretenden manejar las elecciones de octubre de 2019 y continuar manejando la contratación en el departamento y los municipios…

Todo enredado

PUBLICIDAD

Abismados nuestros Académicoscon todo lo que le está pasando a nuestro Chanchis President, quien por andar haciendo caso, como le toca, al presidente de verdad, todo se le ha enredado y le está saliendo al contrario. Lo del vecindario está muy embolatado: ni el animal del Maduro se ha ido, ni Guaidó ha llegado a Miraflores; se supo que la ayuda humanitaria que ardió en la frontera fue por casusa de los mismos encapuchados llevados desde paisalandia, (los encapuchados los llevaron en vehículos tipo estaca con placas de San Andrés); que esta, la ayuda, no pudo pasar y que ahora se pudre en las bodegas de Cúcuta; ahora se le prendió el sur del país donde los indios siguen dando guerra; en Bogotá, la Constitucional le sigue aguando la fiesta al uribestiario que todavía no perdona que más de ocho años se haya tirado la segunda reelección para el presidente eterno; en el Congreso, todos morrongos, no quieren trabajar si la máquina no se engrasa, y por eso nada de Plan de Desarrollo. Para completar, en vez de apagar el incendio de la casa, Chanchis se va para el sur a buscar lo que n se le ha perdido, acabar de dinamitar Unasur y crear otra cosa que ahora será Prosur que, igual, no servirá para nada; allá se fue con Decrepis Holmes que ya dijo que quiere reemplazar a Chanchis en el 2022. Y así se puede alargar esta lista de despropósitos que no terminan de sorprender, como sucedió en este cercado muisca la semana pasada con doña Claudia Ortiz quien, ni corta ni perezosa, se puso a hacer manzanilla con el joven y simpático Mono Sánchez. Eso que les pasó se lo merecen por tarilas, dijo uno de los nuestros. ¡Cómo se les ocurre! A la dama lo que hizo y al Mono presentarse como candidato y no como lo que es todavía, diputado. Así que la suspensión, perfecta, por parte de la Procu, y la montada de la uvedoble al Mono más que merecida, dicen en la Academia. Además porque lo de la Ortiz le sigue saliendo caro a nuestro Chanchis que, como se describe, ya suficientes problemas tiene.

Gallos bastos

Esta metáfora está siendo usada en nuestra Academia para calificar la contienda electoral que ya está alcanzando altas temperaturas, pero que no muestra nada definido. “Esto es una pelea de gallos bastos, nada que aparece un gallo fino del que se pueda decir que tiene la sangre y las espuelas para ganarle al resto. Lo de la gobernación, con la encuesta que han publicado en páginas vecinas deja la sensación de que aquí va a pasar lo del viejo cuento: que llevan a la gallera un pato, le apuestan al pato y gana el pato”, según lo que se le ocurrió al contertulio moniquireño aficionado y apostador de gallos de toda la vida.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.