Siete detalles claves para entender las diferencias entre los videos del gobernador de Boyacá y la suspendida directora de la ADR

0
2577

Por: Daniel Triviño

Aunque se quiera hacer ver como lo mismo, hay diferencias fundamentales y claras entre los videos divulgados del gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, y de la suspendida directora de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), Claudia Ortiz, y que han servido como base para señalarlos de participación en política. Como dice la sabiduría popular: Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Estos son los hechos.

  1. Nadie puede pasar por alto que Amaya y Jonatan Sánchez pertenecen a partidos políticos diferentes, tienen caminos políticos diferentes, amigos diferentes. Es más, se podría decir que sus causas políticas son antagónicas, ya que este último suena muy fuerte para ser el candidato del Centro Democrático a la Gobernación de Boyacá, partido que ha sido el mayor contradictor de Amaya en los tres años de gobierno. Por su parte, Ortiz y el “mono” Sánchez son copartidarios: comparten causas, maneras de ver el mundo, partido político y, lo que es más importante cuando de apoyo proselitista se trata, pertenecen al mismo grupo político: al del senador Ciro Ramírez. El “mono” se ha hecho a la sombra de Ciro, y Ortiz, se comenta en los círculos políticos, es ficha del senador en el gobierno nacional. Son “llaves”, como diría el muchacho de la esquina.   Mientras los primeros pueden llegar a enfrentarse políticamente, los segundos son aliados, y esto es fundamental y va directo al meollo del asunto porque, aunque suene obvio hay que decirlo: la colaboración política se hace con los amigos, no con los contradictores o posibles contradictores. Hacer esto último es un absurdo, no solo político, sino de elemental sentido común. 
  2. El propio Amaya dio a conocer el video de San Pablo de Borbur en su totalidad, mientras que ni la directora ni el “mono” han dado a conocer un registro de toda la reunión que se llevó a cabo en Sativanorte en febrero de este año; siendo este un elemento clave para conocer el contexto de lo ocurrido en ambas reuniones. La reunión de Amaya fue grabada y divulgada por instrucción de él mismo a su oficina de prensa; de la reunión de la directora de la ADR, no se saben más detalles.
  3. En la reunión de Amaya no estaba presente el exdiputado que mencionó. En la de Ortiz sí estaba el “mono” Sánchez.
  4. En su reunión, el gobernador agradece públicamente por la labor realizada en la Asamblea a un exdiputado que no está presente: “Sí tengo que agradecerle al diputado, al exdiputado Jonatan porque hizo una gran tarea…”. En la segunda, la suspendida directora parece dirigirse al “mono” al tiempo que a los asistentes, hablando de recursos públicos: “Son 2.100 millones (…) más la maquinaria que vamos a hacer en alianza para la lechería”.
  5. Amaya se desmarca taxativamente por lo menos en dos oportunidades a lo largo de la reunión, de la participación en política. “No me interesa la campaña…” “No intervengo en política…”, se le escucha decir claramente. A Ortiz no se le escucha decir nada parecido.
  6. En el video divulgado por el propio Amaya se escucha que saluda a por lo menos otro diputado, lo que quiere decir que había más invitados en el lugar; en el de Ortiz, pareciera que solo está el “mono”, ella y los campesinos.
  7. La reunión de Sativanorte, que como tal era un evento de la Agencia de Desarrollo Rural, patrocinado con dineros del Estado, sirvió como plataforma para que diputado Sánchez, en condición de precandidato, tomara la vocería y expusiera sus posiciones. Habría que ver si se le habría permitido el mismo privilegio a otro diputado, aspirante o no a la gobernación de Boyacá. En el evento de San Pablo Borbur ningún precandidato a gobernación o aspirante a cargo de elección popular recibió el privilegio de contar con micrófono prendido y auditorio lleno.

En este tema de supuesta participación en política de funcionarios públicos hay mucha tela por cortar, por lo que es necesario que la opinión pública tenga elementos de valor para que se forme ideas claras de lo que está pasando, y esa es la intención de este artículo: Tratar de despejar el ruido, desenredar la pita, observar con perspectiva y presentar algunas claves para entender en contexto.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.