Que la Semana Santa no sea un dolor de cabeza por pescado en descomposición

1
395
Foto: Archivo-METUN

Autoridades tienen bajo la lupa la venta de pescado en el departamento.

Teniendo en cuenta que previo y durante el desarrollo de la Semana Mayor se aumenta la venta y el consumo de pescado en Boyacá, la Secretaría de Salud exhorta a los boyacenses  para que adquieran las carnes en establecimientos reconocidos y que cuenten con las condiciones de calidad e inocuidad necesarias, para garantizar un consumo seguro y de calidad. Este llamado se hace con el fin de evitar enfermedades transmitidas por alimentos.

Mónica María Londoño, directora departamental de Salud Pública, indicó que el pescado al no mantenerse en óptimas condiciones puede generar alto riesgo de afectación para la salud durante su consumo.

“Es de vital importancia que las carnes y productos cárnicos comestibles, en especial los de pesca, que por esta temporada son de mayor consumo, sean exhibidos y conservados en adecuadas condiciones de refrigeración, hasta el momento de ser entregados al comprador, recordando que en Boyacá se encuentra prohibida la venta ambulante de pescados y mariscos”, agregó Londoño.

Tanto el equipo de Salud Pública como la Policía estarán vigilando de manera constante los puntos venta de pescado, sin embargo, también es responsabilidad del consumidor velar por su salud.

Algunos signos de alarma por intoxicación con alimentos son fiebre elevada, sangre en las deposiciones, vómitos prolongados, deshidratación, disminución en la orina, sensación de mareo y enfermedad diarreica por más de tres días

No se deje engañar

Si es consumidor de pescado o frutos del mar, siga las siguientes recomendaciones al momento de adquirir estos productos: Mire los ojos, que deben ocupar toda la cavidad orbitaria, deben ser transparentes, brillantes, salientes y con pupila oscura; las branquias deben ser de color rosado a rojo intenso, húmedas y brillantes, sin sustancias viscosas; el olor debe ser agradable con aroma a marino; las escamas deben ser unidas entre sí, bien adheridas a la piel, con brillo metálico, no viscosas; la cavidad abdominal completamente eviscerada y limpia, con superficie sin desgarres y lustrosa.

Los crustáceos menores como camarones y langostinos, no deben presentar manchas negras, olor desagradable o desprendimiento entre cabeza y tronco, así como los calamares deben tener la piel lisa, suave y húmeda, sin manchas sanguinolentas o extrañas. Los mejillones u otros moluscos bivalvos, deben tener las valvas cerradas y una vez cocidos, abrirse; si están abiertas, hay que comprobar que se cierran con un ligero golpe.

Compre en un lugar seguro

Verifique que los establecimientos de venta de pescado estén limpios, ordenados y dispongan de cuartos fríos, con temperaturas requeridas para los productos que se comercializan en fresco; las manos del manipulador deben estar limpias, sin laceraciones o heridas en su piel, siendo obligatorio el uso de indumentaria como bata de color claro, gorro y tapabocas, que eviten la contaminación de los productos.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.