El carbón sigue siendo el gran protagonista de la minería en Boyacá

1
968
La pavimentación de la vía aledaña a la Institución Educativa de la Vereda Salamanca, la cual hará más amable el acceso a sus instalaciones y la conectará con el Polideportivo que se construye a 200 metros. FOTO / Hisrael Garzonroa - EL DIARIO

Los tiempos son favorables: el precio de los carbones que produce el país y en particular los de Boyacá pasan por un buen momento y sus beneficios se quieren hacer llegar al mayor número posible de la población boyacense, comenzando por las zonas productoras, según lo han proyectado los empresarios mineros que hoy están asociados en instancias de orden gremial, cooperativo o institucional autónomo como sucede con la Fundación Milpa, entidad del grupo empresarial del mismo nombre, cuyas acciones se concentran en los departamentos productores del interior del país. En Boyacá está la sede principal de la fundación en el municipio de Samacá.

Las cifras del carbón para este 2019 son favorables en todos los aspectos, dado que los precios en el mercado nacional y en el externo han venido evolucionando de manera favorable, lo cual estimula el empleo, dinamiza sectores complementarios como el transporte y genera más recursos en impuestos y regalías.

El carbón convertido en agua potable, salud y educación para habitantes de las zonas mineras

La Fundación Milpa, desde su creación, tiene entre sus prioridades apoyar dos frentes esenciales para las comunidades de sus zonas de influencia: el agua potable, que además es salud, y la educación.

Muestra de este empeño es la construcción de varios acueductos rurales en Samacá, lo mismo que los apoyos y financiación de obras complementarias en escenarios deportivos para las instituciones educativas del mismo municipio y el mantenimiento y pavimentación de importantes tramos de vías.

Este grupo de acueductos cuenta con plantas de tratamiento y se están comprando las áreas aledañas a los yacimientos para mantener los caudales que se necesitan.

La Fundación Milpa está vinculada a la construcción de los acueductos rurales del área de influencia de la zona carbonera, en las veredas de Chorrera, Loma Redonda, Salamanca, La Fábrica y Pataguy.

El promedio de inversión en cada acueducto supera los 50 millones de pesos, mientras que la compra de terrenos se va dando con la respectiva negociación.

La última planta de tratamiento adquirida por la Fundación es la del Acueducto de la vereda Salamanca, denominada Los Tunos, siendo instalada con el apoyo de la alcaldía y la mano de obra aportada por la comunidad. A su turno, la Secretaría de Salud vigila la calidad del agua para garantizar su potabilidad al conjunto de sus usuarios que superan las 350 familias de la citada vereda y abastece la institución educativa que cuenta con 450 alumnos. Vale destacar que el agua para este sistema proviene de la zona de páramo del sector de las Gachanecas, área  que también la fundación está interesada en proteger.

Desde luego que las Acciones de la Fundación no son de última hora. Hace tres años está en funcionamiento la planta de tratamiento del acueducto de la vereda El Gacal, la cual abastece de agua potable a la zona rural más poblada de Samacá, un beneficio que reconoce uno de los líderes más importantes de la vereda, el concejal Libardo Cruz, quien lleva cuatro periodos representando a su comunidad en esa dignidad, y quien expresa que tanto para el acueducto, como para la terminación de la infraestructura de la sede de la institución educativa de la vereda, especialmente para el polideportivo -que también le sirve al conjunto de la comunidad-, el apoyo de la fundación ha sido definitivo.

Le puede interesar: El pueblo de Samacá en la discusión sobre la minería

En cuanto a la pavimentación vial se destaca la obra sobre 200 metros lineales, con el respectivo andén, que sirve de acceso a la institución Educativa Técnica Salamanca, con una inversión de 400 millones de pesos. La obra se desarrollará en 75 días, de los cuales se ha trabajado ya la tercera parte. Se espera que se concluya en dos meses para entregar una vía cuyo ancho promedio es de 6.20 mts., y el andén de 1.50 mts. Esta vía y el respectivo andén conectan la sede de la institución con un complejo deportivo que se levanta sobre un lote de 7.200 mts2, comprado por la Fundación a un costo de 200 millones y donado al colegio. La construcción de las mencionadas instalaciones es adelantada por la alcaldía.

De esta forma, la Fundación Milpa, en la región donde la industria del carbón es la más importante del departamento, está propiciando que el buen momento del mercado del mineral se traduzca en más beneficios y bienestar para la comunidad  de la sede principal del grupo empresarial que ha demostrado su liderazgo y eficiencia en el sector minero de Boyacá y el país.

1 COMENTARIO

  1. Qué miseria tan grande, nos están dando espejos a cambio de dejar estás tierras pobres, sin agua y sola contaminación, estás empresas convierten una miseria, a cambio de llenar los bolsillos de sus socios, vamos a quedar sin agua y lo más triste es que nadie se pronuncia al respecto y ustedes publicando estás noticias sólo les hacen un favor a nuestros verdugos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.