En junio abre las puertas la Clínica Materno Infantil de Tunja

0
1873
Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

Así lo dio a conocer el Gobierno Departamental durante el acto de entrega oficial de la infraestructura que albergará la clínica y que a partir de ahora pasa a manos del Hospital San Rafael.

Síganos en nuestro canal

Desde hace un par de meses el Gobierno Departamental venía anunciando el interés de adquisición de la antigua clínica de Esimed, e el norte de Tunja. El deseo se transformó en una oferta por 25 mil millones y el negocio se hizo.

Pero más allá de todo lo que pudo haber detrás de este negocio, lo cierto es que Boyacá es uno de los departamentos que lidera la no aparición de IPS privadas, hoy Boyacá es uno de los pocos departamentos que se da el lujo de garantizar la prestación del servicio de salud a través de su red pública

“Por primera vez el Estado decide comprar un hospital privado”, afirmó un Carlos Amaya entusiasmado por contar por fin con esta infraestructura. Luego agregó que una vez la clínica sea dotada, se garantizará una mejor atención en salud a toda la ciudadanía. “Que esto no sea un negocio, que sea un derecho el acceso a atención en salud para nuestros ciudadanos”.

Aunque la apertura de la clínica aún demora, pues la idea de las directivas del Hospital San Rafael y del gobierno Departamental es que esto se haga a inicios de junio.

Sin embargo par ello se requiere la renovación y adquisición de implementos para que puedan funcionar UCI Pediátrica y Neonatal, la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico, entre otros servicios. Para dotar la clínica el Gobierno Departamental hará un aporte de dos mil millones de pesos.

Por su parte, el gobernador, Carlos Andrés Amaya, hizo una invitación al sector privado  para que aporte artículos de alta calidad como grandes televisores o sillones reclinables que hagan más cómoda la estancia de los ciudadanos en esta clínica.

Cabe destacar que la adquisición y apertura de la Clínica Materno Infantil María Josefa Canelones favorece el empoderamiento de la red pública hospitalaria, que en el departamento cuenta ahora con hospitales de alta calidad como el de Moniquirá y próximamente los hospitales de Villa de Leyva y Miraflores, entre otros.

Y durante este acto de entrega de entrega de la edificación se plasmó ese deseo de que Boyacá cuente con su hospital universitario, pero es un proyecto que requiere del visto bueno de la UPTC, de su facultad de medicina, y seguramente del Hospital San Rafael que sería el que haría dicho convenio.

Amaya fue enfático diciendo que no espera que se haga un negocio de esta clínica, aunque también es consciente de que es posible mantener dicha clínica sin sumergirla en la crisis en la que habitualmente se ha visto inmersa la salud en Colombia, pero destacó que para ello es necesario crear confianza en el usuario, para que los pagos de su parte y de parte de las EPS sea cumplido.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.