A propósito del Día del Maestro, un maestro quiere ser gobernador: Olmedo Vargas

1
627
Foto | Hisrael Garzonroa

La independencia me obliga a elevar mi brega por conformar un convite político muy amplio y democrático, con otros partidos, movimientos, organizaciones y dirigentes sociales y juveniles. Un gran convite incluyente, diverso, sano, transparente y que comparta la idea que “construir bienestar es construir paz”.

El 15 de mayo está estatuido como el Día del Maestro en Colombia y en algunos otros países del continente; una celebración que se remonta a la conmemoración de dos acontecimientos sucedidos, uno en México, y el otro a partir de una decisión del Vaticano. En Méjico, en 1918 se determinó, por parte del presidente Venustiano Carranza, el 15 de mayo, como la primera conmemoración del Día el Maestro en ese país. En Colombia el 15 de Mayo se toma a partir de 1950, cuando San Juan Bautista de La Salle, quien fue un sacerdote y pedagogo francés innovador, que consagró su vida a formar maestros destinados a la educación de hijos de artesanos y de niños pobres de la época, fue declarado patrono especial de todos los educadores de la infancia y de la juventud y Patrono universal de los educadores por el papa Pío XII, y como era la época de la república conservadora de Laureano Gómez, la fecha resultó la más propicia para los propósitos de la iglesia y del régimen, que entonces casi eran la misma cosa.

Historias aparte, para la presente celebración del Día del Maestro, El Diario dialogó con un maestro de toda la vida que hoy quiere ser gobernador de Boyacá: Olmedo Vargas Hernández, un chiscano que ha estado a lo largo de los años en la cátedra universitaria, que se ha desempeñado como rector de la UPTC y Secretario de Educación del departamento, entre otras dignidades.    

E.D.: ¿Quién es Olmedo?

O.V.H. Olmedo es un profesor que quiere ser gobernador, boyacense de pura raza, de Chiscas. Un feliz día para todos los maestros boyacenses en su día. ¡Mis reconocimientos! Yo estudié con curas Lasallistas, en el Ricaurte de Fusagasugá. En honor de Juan Bautista de La Salle se instituyó en Colombia el día del maestro. El concordato era Ley en 1950.

E.D.: ¿Cuándo decidió ese querer aspirar a la Gobernación?

O.V.H. Fue una decisión muy personal y familiar, pues la visión que tengo sobre la política en el Departamento y, de manera particular, en las ciudades de Boyacá, nos permiten concluir que no es difícil ganar esta competencia electoral.

E.D.: ¿Cuáles  motivaciones le indujeron a ser candidato a la Gobernación?

O.V.H. Tres motivaciones de origen diferente: 1. La ausencia de partidos organizados y, sí, muy divididos; 2. La persistencia de viejos  problemas  económicos y sociales sin solución; 3. La madurez  y la inteligencia de los boyacenses para votar con su apoyo a las causas democráticas.

E.D.: Pero usted va independiente, por firmas, ¿cree que eso resulta?

O.V.H. Sí; pedir la firma a los ciudadanos es un ejercicio democrático enriquecedor: se le toma el pulso a la situación económica y social de las personas; se recogen aportes que las personas emiten al dialogar con ellas; se eleva el compromiso político con la sociedad, entre otros aspectos. Ya llevo un poco más de las 50.000 que exige la Registraduría; ha sido un trabajo personalizado, directo y con muchos voluntarios.

E.D.: ¿Su independencia va hasta el final, el 27 de Octubre?

O.V.H. Claro que sí, y más allá; en ejercicio del mandato popular como gobernador 2020-2023. Esa independencia me obliga a elevar mi brega por conformar un convite político muy amplio y democrático con otros partidos, movimientos, organizaciones y dirigentes sociales y juveniles. Un gran convite incluyente, diverso, sano, transparente y que comparta la idea que “construir bienestar es construir paz”.

ED.: ¿Cuál es el problema más importante de los boyacenses?

O.V.H. Es el desempleo joven y profesional, el subempleo o rebusque de los mayores, la informalidad en el trabajo y la violencia contra la mujer y los niños. Todo eso profundiza la pobreza, excluye de la atención social como la salud, la educación, la recreación y una alimentación sana. Todo eso nos obliga a  resolver un problemonón que es la pobreza de cerca de 230.000 familias.

E.D.: Y, ¿cómo resolver ese problema?

O.V.H. Hay una sola posibilidad: mover la economía con educación y tecnología, artes y deportes y alcanzar la meta de crear al menos 200.000 empleos formales profesionales, técnicos y manuales. Hacer de Boyacá el primer territorio Inteligente, deportivo y artístico de Colombia. Producir alimentos a partir de recuperar la Granja campesina agropecuaria, vinculada a los estímulos de las PYME transformadoras y comerciales; el turismo religioso, con un gran circuito de 50 caminos que lleven a los 50 principales santuarios; resolver la crisis de la salud al crear la EPS Departamental con capital del Departamento, de los municipios y de los usuarios.

E.D.: ¡Una tarea enorme!

O.V.H. Es una gran responsabilidad. Los boyacenses somos inteligentes, trabajadores, emprendedores, austeros y ahorradores. Los boyacenses nos merecemos una oportunidad con inteligencia y dignidad.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.