Frente nacional y conmoción interior, un atentado a la paz

3
507
Foto | Colprensa/ Archivo

Por | Olmedo Vargas Hernández
Pre-Candidato a la Gobernación de Boyacá.

Convoco a los candidatos o precandidatos a la Gobernación de Boyacá, que representan a los partidos de gobierno, para que declaren su compromiso con la Paz, como un bien y patrimonio de los boyacenses, para reconstruir nuestros poblados y territorios que hoy convalecen con optimismo, ante la tragedia – más de 5.000 muertos, 200.000 desplazados, abandono del campo, destrucción de infraestructura, etc. –  que nos dejó de herencia el azote  del conflicto interno.

Acertada la decisión de no acoger la formación de un Pacto Nacional  (Frente nacional) excluyente,  por los partidos que asistieron a palacio, convocados por el Presidente Duque.  Igualmente loable su negativa posterior a pensar siquiera en la declaratoria del “Estado de conmoción interior” que podría decretar el Presidente, autorizado por  el art. 213 de la C.P.

PUBLICIDAD

Un Pacto nacional excluyente como el propuesto, sería retornar a las épocas del Estado de Sitio, que tanto daño le hizo a la democracia colombiana durante los 90 años de vigencia de la Constitución del 86, pues durante ese periodo –contadas excepciones- en Colombia siempre existieron dos constituciones. Ese síntoma mostró incapacidad del Estado, o como Oquist lo recalcó, Colombia tuvo fases de Estado Fallido hasta que se aprobó la Constitución política de 1991. El Estado de Sitio siempre fue el marco legal de un modelo de tiranía que se ingeniaron las élites decadentes.

Hoy, esas élites decadentes, aunque remozadas, quieren retrotraer  la sociedad colombiana a estados de barbarie,  que caracterizan la limitación a las libertades ciudadanas (de opinión,  locomoción, reunión, prensa, etc.), la arbitrariedad fiscal y, hasta atreverse a autorizar movilización de tropas extranjeras para atacar gobiernos vecinos.

La iniciativa de pacto nacional excluyente, adosado con la “Conmoción Interior”, es un modelo típico de gobierno Diosdado-Madurista, en el que se declara la incapacidad mental e institucional para dialogar con la oposición, pues se parte del supuesto que sus argumentos son endebles y débiles frente a los argumentos de la oposición.  

Esas iniciativas son una afrenta a los colombianos, quienes en un 99% valoramos la paz como el escenario natural en el que se crea el bien individual y social. Y es una afrenta para los boyacenses, quienes insistimos en señalar que “Aquí nació Colombia” hace 200 años: la Colombia libre y soberana,  alimentada por los principios de la república y la soberanía popular.

Por ello, convoco a los candidatos o precandidatos a la Gobernación de Boyacá, que representan a los partidos de gobierno, para que declaren su compromiso con la Paz, como un bien y patrimonio de los boyacenses, para reconstruir nuestros poblados y territorios que hoy convalecen con optimismo, ante la tragedia – más de 5.000 muertos, 200.000 desplazados, abandono del campo, destrucción de infraestructura, etc. –  que nos dejó de herencia el azote  del conflicto interno.

En Tunja y Boyacá, “Aquí nació Colombia”.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.