¿Dejó Nairo Quintana de ser candidato al Tour de Francia?

0
856
Archivo

Su actuación en el Critérium del Dauphiné no dejó satisfecha a la afición colombiana, que lo descarta como aspirante al título del Tour de Francia. Sin embargo, hace falta comprender que el Cirtérium del Dauphiné fue solo una competencia más para la puesta a punto del gran objetivo de la temporada. Por eso no debe desecharse la posibilidad de que Quintana por fin conquiste el sueño amarillo.

Negativismo y resignación fue el ambiente que se respiró luego de la participación de Nairo Quintana en el Critérium del Dauphiné. En redes sociales y en las calles proliferaron comentarios como que “Quintana ya no tiene como ganar un Tour”, “ya se pasó su época”, y “ni siquiera pudo ganar el Dauphiné”.

Pero darle razón a dichos comentarios sería desconocer la historia del pedalista más grande en la historia de Colombia; desconocer su temperamento, sus condiciones, su capacidad para luchar contra la adversidad, y su enorme capacidad para soportar cuando parece todo está pedido., También es desconocer la dinámica del ciclismo, la preparación y la curva de rendimiento que cada uno de los deportistas trata de dejar en su cúspide para la competencia que se realiza entre el 6 y el 28 de julio.

El gran pecado de Quintana en el Cirtérium del Dauphiné fue atacar en la montaña, propiamente en el Montée de Pipay, puerto de llegada en la séptima etapa. Allí Quintana quiso asumir el riesgo de lanzar un ataque lejano a meta y aguantar en soledad hasta el final. A falta de siete kilómetros Quintana no resistió más y fue alcanzado y sobrepasado por los aspirantes a título.

Esto fue interpretado como la debacle de Quintana, que según sus detractores, en otra época habría ganado con facilidad dicho ascenso. ¿Pero es para alarmarse esta derrota en la montaña?

Sencillamente no. Quintana no realizó un desgaste que no valía la pena realizar y no quemó los cartuchos antes de tiempo. Sus fanáticos más críticos seguramente no le perdonarán no haber sacado provecho a la montaña, pero su intento más que ambición de victoria, fue eso, un intento, una prueba de piernas para afrontar la montaña.

No es el peor momento en la carrera de Quintana como algunos quieren hacerlo ver, tampoco fue su actuación más destellante, pero ha de comprenderse que estas competencias de antesala al Tour de Francia son básicamente pruebas de estado físico y anímico.

Quintana seguramente tendrá que mejorar en estos 20 días que quedan para el comienzo del Tour, deberá seguir buscando su puesta a punto para encontrar el mejor estado de forma en las tres semanas de duración del Tour. Y como es habitual deberá mejorar en las pruebas contra el reloj, que siguen siendo el gran dolor de cabeza para el boyacense.

Ya ha demostrado el mismo Chris Froome en temporadas anteriores que no necesito de un triunfo de etapa en toda la temporada para luego consagrarse campeón del tour de Francia.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.