“Este aval representa la esperanza para la sociedad boyacense”

3
1074
Foto | EL DIARIO

Así lo expresó el precandidato a la Gobernación, Olmedo Vargas, quien está cerca de ser avalado por la ciudadanía.

Debe leer: Olmedo Vargas firme en su propósito: Pasar de profesor a gobernador

A continuación, el emotivo discurso brindado por Olmedo Vargas en el marco de la entrega de las 73 mil firmas ante la Registraduría:

En un Convite Social, hoy entregamos a la Registraduría Nacional Delegada 73.187 firmas, que expresan el aval  que me otorgan los ciudadanos para llegar a la Gobernación de Boyacá.  Este aval representa la esperanza para superar el desempleo, la pobreza y el atraso económico que soporta la sociedad boyacense. Significa el apoyo de un convite de amigos, familias y ciudadanos, a una propuesta política basada en el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos,  para lograr el objetivo supremo de mejorar la calidad de vida de las familias boyacenses.

La Educación, en tanto conocimiento, combinada con la tecnología, las artes y los deportes, será la fuente aplicada al cambio de modelo económico en Boyacá: el modelo económico y fiscal vigente, centrado en la deuda pública y en el consumo de licores y afines, pasará a ser fuente terciaria y marginal de las rentas departamentales.

En su lugar, rescataremos la esencia del boyacense, como empresario, trabajador e innovador, sobre la cual construiremos un modelo económico productivo basado en la transformación de las economías campesinas, del turismo religioso – cultural y ambiental, de las PYMES comerciales y de manufacturas, la reconversión de las grandes empresas industriales, así también la formalización ambiental y amigable de la pequeña y mediana minería.

Esa transformación, tendrá como entorno el cuidado de los páramos, de los bosques andinos y de las cuencas de ríos y quebradas, depositarios del agua y de la riqueza natural diversa en flora y fauna;  la inclusión social y la diversidad, el disfrute cuidadoso del agua, del medio ambiente, del derecho a la salud, a la educación, a la recreación, las lúdicas, a la nutrición y al empleo. La gestión del territorio, urbano y rural, tendrá la dotación humana, institucional, física y tecnológica, que procure la identidad boyacense.

En un gran Convite Social produciremos bienes materiales y espirituales para el bienestar de los boyacenses, para los colombianos y para sociedades de otros países y continentes. De los compatriotas y de la experiencia internacional, apropiaremos lo mejor en ciencia, tecnología, experiencia y formas de vida.

El disfrute de la vida sana y la protección a los niños, a las mujeres, al adulto mayor y a las personas con capacidades especiales, así como el pleno desarrollo de las capacidades físicas, intelectuales y espirituales de jóvenes y adultos, gozarán de atención prioritaria.

Al final de mi gobierno se habrán creado 200.000 nuevos empleos formales, para acabar con el desempleo de miles de profesionales, técnicos y expertos, quienes hoy andan por la calle con el peso de las ilusiones entristecidas de sus padres y familiares.  Así reduciremos a su mínimo la pobreza que hoy soportan más de 200.000 familias boyacenses y haremos del disfrute de la vida la condición de una sociedad plena de salud.

Como dicen mis paisanos, con transparencia  y a conciencia haremos alcanzar la platíca. La pérfida traición a la consulta anticorrupción no tendrá nido en mi gobierno. Dentro de un único núcleo, el Convite Social, haremos de la honestidad, del trabajo, la invención, la educación, el bilingüismo, la tecnología, las lúdicas y del deporte, la fuente de la identidad del ciudadano boyacense y de la paz como valor supremo de convivencia.

Mi formación académica y mi experiencia profesional es una deuda que contraje con los boyacenses, con Boyacá. Por eso, la transparencia, eficiencia y eficacia de mis actos en la gestión pública como Rector de la UPTC, Secretario de Educación, director de maestrías y doctorados, formador de miles de profesionales, investigador, escritor, está carnal y orgánicamente ligado a mi personalidad de un ciudadano pleno, sencillo, afectuoso, pleno de calidad humana y comprometido con las causas sociales.     

En  el bicentenario es notorio el trato de orfandad que le han dado a la tierra de la libertad y origen de la República. Aun así, Boyacá será el destino y albergue de miles de colombianos y extranjeros; y los boyacenses los acogeremos en nuestros territorios, ciudades y poblados, con la generosidad que nos caracteriza.

Con la primera República, libre del oprobio y la gesta libertaria que triunfó en Vargas y Boyacá,   

¡AQUÍ, NACIÓ COLOMBIA!

OLMEDO: De Profesor a Gobernador.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.