Prepararse para gobernar [elecciones 2019-2]

0
1103
Foto │Pixabay

Por: Carlos Castillo Quintero

  1. Gallinas criando patos

En Colombia, el número de funcionarios públicos y de gobernantes elegidos por votación popular que son investigados en materia penal y disciplinaria es aterrador. Los prontuarios van desde irregularidades administrativas y contractuales, uso indebido de bienes, mal manejo de regalías y recursos públicos, vínculos con el narcotráfico, falsedad de documentos, hasta acoso sexual y lesiones personales. Muchos de ellos ya han sido juzgados y condenados y, también, muchos de ellos han hecho sentir su autoridad desde las cárceles. Otros, a pesar de haber sido inhabilitados para presentar su nombre a cargos de elección, siguen montados en el poder a través de títeres y testaferros. Otros siguen en sus cargos, gozando de la impunidad.

En Colombia, el número de candidatos que ha sido elegido estando en la cárcel es, por decir lo menos, vergonzante. ¿Qué tienen en la cabeza los electores? ¿Un tamal?

Le puede interesar: Adicción a la mentira [elecciones 2019-1]

Esta situación tiene varios matices: por un lado los candidatos en muchas ocasiones ignoran cuál será su papel después de ser elegidos, por ejemplo, como alcaldes o gobernadores. Lo ignoran porque no tienen la formación académica, ni la experiencia para ejercer el cargo y, por ignorantes, terminan en la cárcel. En otros casos, personas y grupos de presión que le apoyaron en la campaña llevan al gobernante a incurrir en infracciones, no por ignorante, sino para cumplirle a la maquinaria que lo montó en el cargo.

De una u otra manera debería ser claro, tanto para candidatos como para electores, que el presentarse a un cargo de elección popular no es un juego, una ruleta rusa, sino más bien una responsabilidad individual y social para la cual es necesario formarse no solo académicamente sino también en el campo práctico de la gestión pública, sin olvidar las dimensiones éticas y morales.

2. Un caballero que quiere repetir: Nelson Hernando Roa Rubio

Nelson Roa se presenta como candidato a la alcaldía de Miraflores Boyacá, para el periodo 2020-2023. Él ya fue alcalde de mi pueblo (2012-2015) y, hacia el final de su mandato, pudimos trabajar por la cultura del municipio en dos proyectos fundamentales: el 1er. Encuentro Nacional de Escritores, y la Antología de Escritores del Lengupá “Sinfonía de los ocobos”, único libro que hasta la fecha reúne y enaltece la obra de los autores de la región.  Por esta razón me alegra que sea nuevamente una opción de gobierno para Miraflores, pero no solamente por eso. Además de que le conozco desde siempre, y sé de sus calidades humanas y como ciudadano, exalto en él su preocupación por formarse para gobernar. En caso de ser elegido no será, ni mucho menos, una gallina criando patos. Nelson Roa es Administrador Público egresado de la Escuela Superior de Administración Pública, Especialista en Gobierno y Gerencia Territorial de la Universidad Santo Tomas, y Magister en Responsabilidad Social y Sostenibilidad de la Universidad Externado de Colombia / Universidad de Columbia.

Quiero detenerme en este último programa de formación académica en el cual ha estado ocupado Nelson Roa y del cual se ha titulado recientemente, el de Magister en Responsabilidad Social y Sostenibilidad. Dice la web de la Universidad Externado de Colombia en la presentación del posgrado: “El objeto de estudio de este programa es la Sostenibilidad, entendida como el modelo de desarrollo al que apunta la sociedad contemporánea el cual vincula el diseño y gestión de prácticas socialmente responsables en los aspectos económicos, sociales y ambientales de las organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil en su interacción con los grupos de interés”. El programa, además, se desarrolla mediante un convenio con The School of International and Public Affairs (SIPA) de la Universidad de Columbia. El perfil del egresado es el de un profesional con los conocimientos necesarios para enfrentar el desarrollo social y económico con una perspectiva integral, y que conoce y maneja herramientas prácticas para el diseño de sistemas de gestión responsables.

A mi modo de ver, esta es una manera decente de encarar un propósito de gobierno: invirtiendo tiempo y dinero en formarse, en estudiar, en complementar lo que la experiencia ya le había enseñado porque a su formación académica es necesario adicionar su experiencia laboral en lo público que abarca más de dos décadas estando vinculado a entidades del orden nacional, departamental, y municipal. Dicho de otra manera: Nelson Roa tiene claro que un cargo de elección popular no se gana con maquinarias o mediante estrategias populistas, sino que se debe merecer y con la hoja de vida que presenta a sus electores, a sus paisanos, creo que eso queda claro.

Valga decir, que el haber sido ya alcalde de Miraflores le confiere una visión práctica y realista de lo que va a enfrentar, además de un conocimiento directo de la problemática del municipio y de sus gentes.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.