3,6 billones de pesos para las mismas obras de siempre

0
2207
Foto: DNP

El desprecio hacia Boyacá es una constante que ya no sorprende a los boyacenses. Cada cuatro años, cada gobierno promete las mismas obras para el departamento, pero estas nunca son terminadas. Esta vez es a través del Pacto Bicentenario, que ha sido presentado por la Nación como la gran revolución de la infraestructura para los departamentos de la Ruta Libertadora, con la destinación de 3,6 billones de pesos para asegurar la conectividad vial y turística de los territorios bicentenario.

Obras anunciadas desde hace décadas que no han podido ser terminadas. Eso fue lo que se firmó en el Pacto Bicentenario, fórmula de la Nación para resarcir el olvido al que ha sometido a los departamentos en los que se gestó la libertad.

Al mirar con detenimiento y al detalle se puede establecer que no se ha conseguido un solo peso, claro está que no se trata de ser desagradecidos con la iniciativa que tiene el Gobierno Nacional, pues en caso de que las obras sean terminadas, el agradecimiento será evidente.

Sin embargo, desde el plazo establecido para su ejecución, empieza  a generarse dudas entre los boyacenses, que han visto y escuchado por décadas las mismas promesas sin que a la fecha se hayan cumplido. El Gobierno Nacional, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y los territorios han establecido un plazo máximo de ejecución de ocho años.

Ejemplo de ello es la prolongación de la Doble Calzada hasta Sogamoso, que no es ningún logro Bicentenario sino que se trata de la culminación de una obra que por además quedó mal hecha, y que así llegue hasta Sogamoso seguirá inconclusa pues faltan las variantes, puentes, retornos entre tanto detalle pendiente de esta vía.

No era tan complejo el esfuerzo a realizar para la celebración del Bicentenario, pudo plasmarse  con una pequeña obra como pudo ser la recuperación y pavimentación del circuito Paipa – Pantano de Vargas – Duitama – Firavitoba; pero esta obra apenas quedó como promesa.

Los corredores viales priorizados en el Pacto Bicentenario son: Zipaquirá – Chiquinquirá – Barbosa por un valor de 750 mil millones de pesos; Duitama – Charalá – San Gil por un valor de 500 mil millones; Doble Calzada Tibasosa – Sogamoso por un valor de 110 mil millones; Vía de la Soberanía (La Lejía – Saravena) por un valor de 600 mil millones; Chiquinquirá – Otanche – dos y medio por un valor de 620 mil millones; Ruta de Los Libertadores (Belén – Socha – Sácama – La Cabuya – Paz de Ariporo) por un valor de 520 mil millones; Vadohondo – Labranzagrande – Yopal por un valor de 230 mil millones; y Sogamoso – El Crucero – Toquilla – Pajarito – Aguazul por un valor de 100 mil millones.

Desde el DNP advierten que estos ocho corredores viales son los que tienen prioridad en el Pacto Bicentenario, pero habrá otros siete sobre los cuales hay una intención de intervención. Igualmente se invertirían 223 mil millones para la promoción del turismo en los territorios Bicentenario.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.