Alerta por contaminación aérea en Ráquira no se disipa

0
931

Las autoridades municipales siguen trabajando de la mano con organizaciones ambientales, Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, y población para hallar la forma de equilibrar la principal actividad productiva del municipio con la calidad del aire que respiran sus ciudadanos.

Mientras que ciudades como Bogotá y Medellín trabajan por el mejoramiento de la calidad del aire, en Ráquira la situación es un poco más compleja, pues la disminución de material particulado implicaría una merma de la principal actividad productiva de sus habitantes.

Suscríbase a nuestro canal

La producción de artesanías es la principal fuente de contaminación, pues para dicha actividad se hace necesaria la utilización de hornos con base en carbón, que producen altas emisiones.

PUBLICIDAD

Dicho material particulado está altamente relacionado con el aumento de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, por lo que se ha convertido en una gran preocupación para la autoridad ambiental de la jurisdicción.

Sin embargo, luchar contra dicha problemática no es para nada sencillo, pues además de ser un ataque directo a  la principal actividad productiva del municipio; implicaría también atentar contra la misma identidad del municipio. “En el caso concreto del municipio de Ráquira, y en general en el caso concreto de la jurisdicción CAR, que hace parte del departamento de Boyacá, tenemos que partir de un reconocimiento y es que por ejemplo, el municipio de Ráquira es un emblema nacional en el tema de las artesanías derivadas de actividades mineras, o sea, el trabajo y el manejo de la arcilla es reconocido como un patrimonio nacional”, comentó a El Diario el director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Néstor Franco.

No quiere decir esto que se permita saltarse la normatividad a los habitantes de Ráquira, ni que se haya perdido la batalla; implica más bien un duro trabajo a realizar de parte de las autoridades ambientales. “Tenemos que trabajar en dos líneas. La primera es garantizar que la actividad extractiva cumpla con todas las condiciones, tanto de titulación minera como de licenciamiento ambiental, y la otra es que verificar que la transformación para llegar al producto final también cumpla con las normas. Nosotros tenemos que reconocer, y así lo sabe la ciudadanía de Ráquira, que el municipio está entre los primeros más contaminados en calidad de aire a nivel nacional. Cambia la ubicación entre segundo, tercero o cuarto, pero está dentro de los cinco primeros en los últimos años”, agregó Franco.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.