Ráquira y Pauna, dos casos ejemplares

0
2882
Mientras que Ráquira ha logrado dinamizar su economía y garantizar un mayor estado de bienestar para sus habitantes; en el occidente se encuentra el caso de Pauna, que se ha estancado. Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

El primero, Ráquira, como el fenómeno de crecimiento y transformación que después de 50 años, sin lugar a dudas, se consolida como el ejemplo de dinamismo y transformación en el alto Ricaurte, convirtiendo a esta población en el complemento ideal del centro más importante del turismo en el interior del país que es Villa de Leyva, a tan solo 20 kilómetros, que a su vez consolida toda la región en una de las zonas de mayor crecimiento en Colombia gracias al turismo.

Por el otro lado, lamentablemente, el caso de Pauna, se convierte en el ejemplo de lo que no se puede ni se debe hacer, pero que el rumbo se puede corregir para volver a lo que se venía haciendo hace apenas cuatro años. En este municipio del occidente del departamento, quizá el de mejor condición climática de la hoya del Río Minero, con el más extraordinario paisaje y su ubicación estratégica que se venía consolidando como el epicentro de desarrollo de la región, pero que la equivocación del alcalde Omar Casallas con la remodelación del parque, que al no terminarla, la convirtió en un auténtico elefante blanco heredado por el nuevo alcalde, Eulises Caro, quien no asumió ninguna acción sobre esta obra, dejándola como signo de la equivocación; el resultado es que el municipio se frenó, perdiendo estos cuatro años de crecimiento, desarrollo y prosperidad.

Ráquira ha sido ejemplo de desarrollo turístico con el embellecimiento de su parque y
sus zonas públicas. FOTO / Hisrael Garzonroa – EL DIARIO

La transformación de Ráquira en los últimos cincuenta años comienza con la construcción del Centro Artesanal, a comienzos de los 70, del siglo pasado, lo cual da un impulso especial a las artesanías de barro que es por lo que se conoce el municipio en todo el país; más tarde en la década de los 90, un alcalde propone y ejecuta una nueva estética para la presentación del municipio y, ahora, las últimas administraciones han inducido un proceso muy ordenado y sostenido de crecimiento que se refleja en la movilidad, la infraestructura de servicios y el crecimiento económico que, sin embargo, afronta el problema ambiental que pone al municipio como uno de los más contaminados del país, asunto sobre el cual habrá que seguir trabajando.

Lo de Ráquira demuestra que los procesos de transformación tampoco se logran de la noche a la mañana sino que son resultado de largo trabajo, de la suma de esfuerzos y de los aciertos múltiples que diferentes visiones van acumulando en el tiempo, siempre a partir de una vocación identificada y potenciada.

Pauna ha vivido cuatro años de estancamiento por la no finalización de la obra del
parque principal. FOTO / SGR

El caso de Pauna venía evolucionando de manera similar, con sus particularidades propias, pero a un ritmo quizá más rápido. Con la firma de la paz en el occidente del departamento a principios de los 90, esa localidad trata de encontrar nuevas rutas de progreso, lo cual se da, además de ‘la paz’, con la pavimentación inicial de la vía de acceso desde Chiquinquirá, pero no podía faltar un escollo más: los cultivos ilícitos y el mercado de la pasta de coca que llegaron a ser factores perturbadores.

Sin embargo, a mediados de la primera década de este siglo, empieza el proceso de erradicación de tales cultivos y la sustitución por el cacao, el cultivo más promisorio para convertirse en alternativa económica y factor de transformación social del municipio y de toda la región del la hoya del Río Minero. A esto se sumó la reconstrucción y pavimentación de la vía hacia Otanche, la cual ya está prácticamente terminada. En esta perspectiva, Pauna a partir de 2008, venía en un proceso de transformación extraordinaria que puso sobre la mesa la evidencia del éxito de otras actividades como el turismo y la evolución de la agricultura hacia cultivos mejorados y diversificados, especialmente en frutales propios de su clima. Esta dinámica se mantuvo hasta hace cuatro años, cuando el error de cálculo produjo el desastre del proyecto de la remodelación del Parque principal. El resultado es que los cuatro años de la actual administración se perdieron y propiciaron el retroceso del proceso que tan extraordinarios resultados se veían en 2015.

De paso, todo parece indicar que el traspiés de Pauna afecta en general el volumen de tráfico en toda la región, lo cual no es difícil de comprobar cuando se transita por la carretera hasta Otanche; hace cuatro años, un fin de semana, con la carretera en condiciones difíciles, se presentaba con alto flujo desde Chiquinquirá hasta Otanche, ahora parece que todo regresó a los tiempos de hace 10 o 15 años, cuando la circulación solo correspondía a la movilidad interna de la región.

La infraestructura turística que estaba surgiendo en Pauna, no solo se paró sino que se ha destruido; en estos años no ha surgido ningún nuevo proyecto, ni hotelero  ni gastronómico y, más bien, se han cerrado algunos lugares, como ocurrió con el balneario Las Cascadas, que hoy está invadido por la manigua.

Pero esto no puede convertirse en tragedia definitiva; Pauna tiene que encontrar de nuevo la senda que traía; de aquí la importancia de las elecciones que se avecinan, donde la población debe acertar en la elección del nuevo alcalde, lo cual también exige que los candidatos en contienda sepan leer la realidad y proponer las acciones que se requieren para salir de la encrucijada.

En cuanto a Ráquira, donde se ha cumplido en esta administración con el eslogan del saliente alcalde, Néstor Alonso Castillo, ‘Porque Ráquira merece seguir creciendo’, también merece otras reflexiones que se extienden a toda la provincia del Alto Ricaurte, dado que ese mismo crecimiento y el éxito con las apuestas productivas y del turismo, necesitan de la solución al problema ambiental, particular, el aseguramiento de los servicios públicos, que deben ser para toda la región, especialmente el abastecimiento de agua, la movilidad en todo el corredor, entre otros.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.