Votar con la razón

0
469
Foto | Hisrael Garzonroa

Por | Miguel Antonio Acosta Rodríguez / Contador Público – UPTCMagister en Gobierno y Políticas Públicas UExternado

Los problemas en las contiendas políticas de todo el país, demuestran que no hemos aprendido y seguimos con las viejas costumbres. Para nuestro caso, en Tunja, coloquialmente se deberá votar esta vez con cabeza fría.

En cinco administraciones ha habido de todo un poco: Incumplimientos, mega endeudamientos, obras inconclusas, acciones populares, investigaciones, y decisiones que aunque han sido necesarias no se han tomado pensando en el ciudadano (Vg. impuesto predial). Gracias a estas experiencias quedan preguntas y aprendizajes bien claros.

¿Han sido para bien las alianzas políticas de tres y hasta cuatro partidos, que se han negado la posibilidad de sacar al debate diferentes perfiles y propuestas en favor de la ciudad?

Para la muestra los enormes retrasos de 4 administraciones en los que ha prevalecido la ineficacia de proyectos muy necesarios. Puente de las Quintas, obras de vivienda  Torres del Parque y Estancia del Roble, la PTAR, los costosos megaproyectos y estudios para obras que nunca se concretaron, y algo muy mínimo como la vía urbana de San Francisco a Ciudad Jardín, que más parece una pista de motocross, son entre otras las herencias características de la falta de planeación. Esta tiene su causa, y es que nuestros gobernantes no se acompañan de los mejores profesionales (que en la ciudad abundan) pero que su vinculación obedece a compromisos políticos precisamente originados en dichas alianzas.

¿Será que un técnico y no político, carece de la capacidad para administrar una ciudad? Por lo menos el exministro Guillermo Perry (Q.e.p.d) relata en su libro “Decidí Contarlo”, que las mejores decisiones para el desarrollo del país en crisis en las décadas de los 80 y 90 fueron tomadas por juiciosos técnicos experimentados aun en contra de sus jefes, ministros y presidentes de turno.  ¿Será que en estas elecciones podemos erradicar la vieja costumbre (que no es de todos los tunjanos) de votar con la razón y no con el estómago? Amanecerá y veremos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.