Resultados en las urnas en Occidente, muestran dirección hacia la paz

2
1433
Fura y Tena, occidente de Boyacá. Foto | Hisrael Garzonroa

La región del occidente del departamento, donde siempre se teme la vuelta a la violencia, luego de las elecciones del 27 de octubre, demostró de manera contundente su vocación por seguir los caminos de la reconciliación y la consolidación de la paz

Varios  hechos se destacan a partir de los resultados en las urnas, arrojados en la jornada electoral del 27 de octubre, en la región del Occidente de Boyacá.

La llegada a los poderes locales de nuevas figuras en la política, provenientes de sectores comunales, productivos, asociativos  y de trabajo con comunidades por la superación de las guerras, muestra un avance  importante en este aspecto. Así ocurrió en los municipios de San Pablo de Borbur, Quípama, la Victoria y Pauna.

Fueron evidentes los progresos del Partido Verde en esta región, luego de intensos esfuerzos por crecer, a partir del llamado a votar por el Sí, en 2016 en el referendo por la Paz, y en la consulta anticorrupción del año pasado.  Pasó a contar con cuatro alcaldías en Occidente con nuevas figuras políticas, que prometen desarrollar  proyectos ligados a la construcción de convivencia.

El Partido Verde ganó en San Pablo de Borbur, Maripí, Otanche  y  Briceño.

Y se destaca, que  sus candidatos fueron los segundos más votados en Saboyá, Coper, Pauna, Ráquira y Buenavista, lo cual permite, en el nuevo marco legal, que esos nombres estén en el Concejo respectivo.

Le puede interesar: Especial Elecciones 2019, Boyacá

Se destaca también el rompimiento definitivo con las estructuras políticas tradicionales, y, en especial, con el dominio ejercido por los empresarios de las esmeraldas, que siempre influyeron en las elecciones locales.  Este fenómeno se resalta como el más importante, en la jornada electoral del domingo 27 de octubre. 

Esto, se evidencia con los resultados de su candidato Jonathan Sánchez a la Gobernación, quien perdió en la mayoría de municipios de Occidente, a pesar de haber nacido en esta zona.  En tal sentido, se habla del surgimiento de nuevos liderazgos en la región, con  discursos  que invitan a creer en la paz y en un modelo económico separado de la fascinación histórica por las esmeraldas.

Los resultados muestran a una región que dio su voto de confianza al liderazgo de las mujeres en la política. Luego de esta jornada, llegaron a los poderes locales tres mujeres a ejercer como nuevas alcaldesas. En las poblaciones de Maripí (Imer Murcia Monroy), Briceño (Beatriz Páez) y Coper (Aurora Nieto Molina).

Llama la atención porque esta región de Occidente históricamente se caracterizó por hechos de machismo, maltrato y violencia, ejercida dentro del contexto de los conflictos por el dominio de los territorios. Pero ahora, el papel de la mujer en la construcción de nuevas plataformas políticas en la región, estará inspirado en la generación de acciones de PAZ, de verdad y de reconciliación y en nuevas formas de diálogo con sus comunidades. 

El Occidente de Boyacá también parece doblar la esquina, hacia una nueva co-relación de fuerzas políticas. El Centro Democrático pierde en varias alcaldías, (solo gana Pauna), pero su principal ficha para la asamblea (Armando Quiñones, caracterizado no por la fidelidad partidista sino por la oportunidad numérica), gana una curul para esa colectividad, con la seguridad de que tratará de estar en la coalición mayoritaria del nuevo gobierno. El liberalismo, en coalición,  resultó ganador en dos fortines conservadores históricos (Saboyá y San Pablo de Borbur). La AICO ganó la Alcaldía de Quípama (Carlos Ávila) en un sector donde fue significativo el respaldo al congresista uribista Héctor Ángel Ortiz, en las parlamentarias. Y el conservatismo solo ganó en San Miguel de Sema y Tinjacá. El avance del MAIS fue importante, con el segundo lugar de la candidata en Muzo, Ruby Mery Murillo y el candidato en Tinjacá, Néstor Candela.

Le puede interesar: ¡MAIS creció y se consolidó en Boyacá!

En Chiquinquirá, la capital de la provincia, hubo un voto de rechazo a la continuidad de la actual estructura política que maneja la ciudad desde hace varios años. En dicho sentido, fue convincente la  propuesta de Wilmar Triana, un  profesional, exconcejal, que vivió episodios de la guerra en su etapa de niñez y juventud, que llegó por firmas y que logró una votación abrumadora, movida por su promesa de cambio y transformación de la ciudad. No tendrá problemas de gobernabilidad. Tendrá un concejo a favor, que no se quiso renovar, manejado por el Partido Verde y Cambio Radical. 

En general, la región de Occidente de Boyacá tiene una oportunidad para ser protagonista a nivel departamental, en el proceso de desarrollo y crecimiento. El respaldo, reflejado a la candidatura de Ramiro Barragán, y el hecho de que el diputado más votado en la jornada, el chiquinquireño Yamir López, también del Partido Verde, es un imperativo para que el próximo gobierno regional enfoque todos las acciones necesarias hacia esta región, que históricamente ha reclamado mayor decisión a la hora de proteger la riqueza natural existente; mayor atención a sus conflictos, derivados de varias décadas de confrontaciones y diferencias;  mayor presencia del Estado para estimular la apuesta por la producción agropecuaria, en renglones importantes como aguacate, frutales, cacao, café. Y, un mayor acompañamiento a los procesos de empoderamiento de sus juventudes, que hoy lideran temas como la cultura, la formación, el turismo y la construcción de escenarios para la PAZ.

2 COMENTARIOS

  1. No significa que quienes perdieron elecciones estuvieran en contra de la Paz, es desacertado cuando se refiere a qué nuevas figuras representan el apoyo a La Paz, el algunos casos ganaron maquinarias políticas que ya habían Sido desalojadas del poder político y gracias al clientelismo y manipulación por un escaso margen ganaron este fue el caso de La Victoria donde fui candidato y no estoy en contra de la Paz.

  2. Oiga sr editor de el diario ud es irresponsable al hacer semejante afirmación de que ganaron los candidatos que van por la PAZ, que pena corregirlo pero las personas que participaron en la contienda electoral, no creo que alguno esté buscando la querrá en nuestro querido occidente, el hecho que Jonatan Sánchez tuviese el apoyo de los empresarios esmeralda Roa NO quiere decir que NO esté de acuerdo con mantener el proceso de PAZ vigente en la región desde 1990, por favor documéntese bien antes de sacar noticias sensacionalistas que hacen daño al buen nombre de nuestra región

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.