Concejo de Tunja a la deriva

0
1021
Foto| Archivo - Prensa Alcaldía de Tunja

A las renuncias de Juan Camilo Morales y Anderson Mendivelso a sus cargos en la mesa directiva como primer y segundo vicepresidente, se suma la de Héctor Sánchez como presidente de la Corporación.

El viernes se estaría eligiendo nueva mesa directiva, sin embargo, la mayor preocupación de la población no es acerca de los nombres que ocuparán dichos cargos, sino sobre las sesiones extraordinarias citadas para este mes de septiembre, en las que no se aprobó hasta el momento ninguno de los proyectos propuestos.

El caos y la anarquía reinan por estos días en el Concejo de Tunja. Juan Camilo Morales y Anderson Mendivelso renunciaron a sus cargos en la mesa directiva de la Corporación, como primer y segundo vicepresidente respectivamente, y dejaron un vació de poder incontrolable para el sancionado presidente Héctor Sánchez, que en la jornada de este martes ha presentado su dimisión como presidente de la mesa directiva.

“Quiero anunciar públicamente que renuncio al cargo de presidente del Concejo de Tunja a raíz de esos vacíos jurídicos y a raíz de que no quiero que se entorpezcan las labores del Concejo, y que de pronto echen la culpa a las situaciones que estamos viviendo como Concejo, que tienen que ver de pronto con mi actitud. En ningún momento he querido atornillarme al poder, ni mucho menos me hice elegir como concejal de Tunja para figurar”, sostuvo el concejal Héctor Sánchez.

Juan Camilo Morales y Anderson Mendivelso renunciaron a sus cargos en la mesa directiva debido a los vacíos legales que existen respecto a las funciones básicas del cargo como la asignación de ponencias, “ante este vacío jurídico algunos compañeros, especialmente los compañeros de la mesa directiva, primer y segundo vicepresidente, renunciaron pues no saben qué deben acatar ahorita”, explicó el concejal Sánchez.

También comentó el hasta hoy presidente de la Corporación que la designación de los integrantes de la nueva mesa directiva tardará como mínimo hasta el próximo viernes, ya que hay que realizar la convocatoria con tres días de anticipación, “tenemos que revisar los términos jurídicos, pero hoy estamos a martes; tenemos que revisar porque la convocatoria se hace con tres días de anticipación. Lo más probable es que el viernes sea la elección de la nueva mesa directiva”. Sin embargo, por toda la situación vivida hasta ahora no hay concejal que quiera asumir las riendas del cabildo Municipal.

¿Y las extraordinarias quién las paga?

El 10 de septiembre se anunció la convocatoria de un nuevo periodo de sesiones extraordinarias para discutir y dado el caso aprobar proyectos como el de un nuevo empréstito para la ciudad, la reorganización administrativa del municipio, el otorgamiento de facultades y autorización al Alcalde  para la enajenación de un activo improductivo, la modificación del presupuesto de rentas y gastos del municipio para la vigencia fiscal 2018, la creación del Comité de Gestión  en torno a la discapacidad en Tunja, el aval  para que el Alcalde asuma compromisos con cargo a vigencias futuras, la declaración de utilidad pública de una franja de terreno ubicado al oriente de la ciudad, y la declaratoria de utilidad pública de un inmueble en la calle 24 No 5-11.

El periodo de sesiones extraordinarias irá hasta el próximo 30 de septiembre, y hasta el momento el número de acuerdos aprobados es de cero. A esto debe sumarse que no será posible sesionar mientras no haya mesa directiva, y siendo así los diez proyectos que presentó la Administración Cepeda tendrían que tramitarse entre sábado y domingo, convirtiéndose en una labor prácticamente imposible.

Por eso, una gran parte de la ciudadanía se pregunta si los concejales van a cobrar por estas sesiones extraordinarias, que no dejaron resultado alguno, que no aclararon el devenir de la ciudad en el corto y mediano plazo. Habría que cuestionarse también si además de cobrarlas, se las piensan pagar.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.