Nairo Quintana y Miguel Ángel López los llamados a conquistar la gloria mundial

0
1105
Foto | EFE

Nairo Quintana y ‘Superman’ López harán equipo por segunda vez en sus carreras. La primera fue en 2017, en el mundial de Bergen, donde el trazado no les favoreció. Pero ahora, en el circuito previsto en Innsbruck, se da un perfil favorable para una alianza entre este par de grandes escaladores.

En contra de los pedalistas boyacenses está  que el trazado no presenta ascensos extensos, que hay igual cantidad de descensos y que el recorrido termina en un falso llano.

El reinado del eslovaco Peter Sagan parece haber llegado a su fin. Este domingo 30 de septiembre en Innsruck, Austria, se vivirá una nueva edición del Campeonato Mundial de Ruta Élite masculino, que ha ganado Sagan en sus tres últimas ediciones, pero que en esta ocasión parece le será esquivo por el complejo trazado de la prueba.

Y como la montaña aparece en el recorrido, Nairo Quintana y Miguel Ángel López aparecen como los grandes candidatos por parte de Colombia para conquistar el título mundial.

Esta será la segunda vez en sus carreras que harán parte de un mismo equipo. La expectativa por esto es mucha, ya que fueron varias las ocasiones en la más reciente edición de la Vuelta a España, en las que los corredores boyacenses estuvieron hombro a hombro pero se negaron colaboración debido a que necesitaban trabajar por los intereses de sus equipos.

La prueba tiene 12 ascensos, los tres primeros de poca complejidad, el cuarto empieza a marcar un grado alto de complejidad; y una vez entrados en el circuito se subirá la misma cuesta, difícil por demás, en siete ocasiones. Pero allí no termina el trazado montañoso, ya que antes del final habrá subir una nueva cuesta, un poco menos compleja que la del circuito, pero que parecerá mucho más difícil ya que para esa altura de la carrera las fuerzas estarán mermadas, los equipos también, y solo aquellos que cuenten con especialistas en la escalada tendrán chances de hacerse con el triunfo. La gran desventaja para los ‘escarabajos’ será el descenso que marca el final de la competencia, ya que ninguno de ellos es especialista bajando, y en el equipo no parece haber un gran guía en materia de descensos.

La prueba de fondo ruta masculina se llevará a cabo el próximo domingo 30 de septiembre sobre un trazado de 265 kilómetros en Innsbruck, Austria.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.