¿Por qué se suspenden inscripciones en seccional de la UPTC Aguazul?

1
4110
Foto | Hisrael Garzonroa

En el último grupo de estudiantes que ingresó a la carrera de Derecho en esta seccional, es decir los que están en primer semestre, solo hay tres estudiantes nacidos en aguazul, tres nacidos en Yopal y 38 nacidos en Boyacá, especialmente en Tunja y Sogamoso.

Desatada la polémica por esta medida que recién acaban de tomar las directivas de la universidad, el vicerrector académico, Manuel Restrepo Domínguez, explica los motivos que llevaron a tal situación, los que según él necesitan ser analizados y contrastados para hacer que la presencia de la institución en ese territorio realmente consulte las necesidades y expectativas de formación universitaria de la población de su entorno.

El problema  

La situación de suspensión de inscripciones en el programa de derecho de la Uptc en Aguazul, parte de la siguiente situación: cuando la universidad encuentra con que hay un programa en extensión que ofrece la carrera de derecho y cuya creación fue justificada para atender las necesidades de formación de los jóvenes bachilleres de un municipio y una región específica, y al revisar sus datos las cuentas no dan, es propio de la universidad actuar y tomar decisiones, porque asume que hay motivos para preocuparse, tomarse en serio lo que ocurre y someterlo a análisis y decisiones. 

Esto es lo que ha ocurrido con el programa de derecho que ofrece la Uptc en el municipio de aguazul, departamento de Casanare. El último grupo de estudiantes que ingresó, es decir los que están en primer semestre, solo tiene tres estudiantes nacidos en aguazul, tres nacidos en Yopal y 38 nacidos en Boyacá, especialmente en Tunja y Sogamoso. Estas cifras, llevan a pensar que lo ofrecido no es apetecido o no responde a las expectativas iniciales tanto de la población del municipio como de la universidad.

Todos se quieren devolver a Tunja

Los datos muestran que en menos de tres años se han trasferido al programa de derecho de Tunja setenta (70) estudiantes, más de la cuarta parte de los matriculados y, actualmente, otros cuarenta y cinco (45) están solicitando su traslado y diez y ocho (18) más de quienes están cursando apenas primer semestre, también iniciaron tramite de traslado.

El absurdo

Cabe adicionar que en el corto periodo de vida del programa la universidad ha tramitado más de cien derechos de petición, que han originado un desgaste muy alto, con costos sociales, económicos y administrativos, que merman la capacidad de la universidad para dedicarse a sus actividades académicas que son prioritarias, y crea un ambiente desesperanzador porque el espíritu que tiene la universidad es de formar a sus abogados, reclamando de ellos una mayor dedicación y esfuerzo hacia la búsqueda de la justicia, no del empapelamiento y la judicialización de todas las actuaciones institucionales de su propia universidad, es un asunto ético que debe revisarse. 

Los costos

En aguazul son veinte profesores, todos de contrato, el 75% con título de especialistas, cuando el 95% del profesorado de Tunja tiene maestría y doctorados. Hay un solo profesor de planta. No hay un solo profesor nacido en aguazul y la mayoría se desplaza desde Yopal. La sede es alquilada y con mínimas condiciones de garantía para representar el campus universitario, y no se cuenta con la inexistencia de otras necesarias condiciones que garanticen la calidad. Esa suma incompleta de faltantes y desviaciones, también es la que ha dado lugar a suspender la inscripción de nuevos estudiantes, hasta tanto no se garanticen y haya plena seguridad de que los compromisos no sean nuevas firmas, para que efectivamente  las bases materiales del programa tengan las condiciones que debe tener cualquier programa, en el lugar del país donde la universidad acuda a realizar con responsabilidad su misión en correspondencia y con fidelidad a su visión.

La decisión correcta, sin tergiversaciones

La decisión no es política, ni puede ser tratada bajo presión política, porque la atención de los problemas tiene que ser de fondo, eliminando  tergiversaciones y destacando además que cuando se pensó que la universidad podría estar en aguazul, el programa de derecho no estaba entre las primeras cinco preferencias de la población como se ha informado a la dirección de la universidad. Es buen momento para profundizar la reflexión académica, sin mediaciones de interés privado, ni conveniencias políticas. El ministerio de educación, el gobierno departamental (de Casanare), el local (de Aguazul) y los estudiantes actualmente matriculados hacen esfuerzos que deberán concretarse en las mejores decisiones, para que la universidad, el país y la región, con reglas calaras de funcionamiento, recursos suficientes y calidad en todas sus actuaciones tenga la presencia de la universidad acreditada de alta calidad que queremos todos. 

1 COMENTARIO

  1. creo que este señor está fuera de contestó,
    1; el profesor de nombre Gaviria es brasileño
    2 : la uptc se no se puede limitar a que los estudiantes sean de una sola región por el solo hecho de ser publica y eso incluye a todos los ciudadanos del país.
    3 : la detención aguazul cuenta con mejores instalaciones que la uptc en tumba.
    4 : la alcaldía municipal coloco todos lo escenarios deportivos y médicos para el alcalde de los estudiantes.

    aquí lo que tenemos que entender es que busca la Universidad con estas suspensiones.

    1: movilizar a los estudiantes para hacerle precio al gobierno departamental de que les firme convenios

    2: el problema radica en q la Universidad quiere plática

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.