Miguel Parra, el hombre que transformó la minería en Boyacá

2
6984

Miguel Parra se ha convertido en un referente para miles de empresarios en Colombia.

Su éxito en la explotación de carbón y en el procesamiento hasta convertirlo en coque lo ha llevado a la cúspide de esta industria, pero sabe que para que el país sea un referente en la explotación de este mineral a nivel mundial hace falta garantizar una serie de factores que mejore las condiciones tanto para el productor como para el comprador. El Estado juega un rol fundamental en dicho proceso.

Suscríbase a nuestro canal

EL DIARIO: ¿Qué es Milpa?

Miguel Parra: Nuestra empresa, Milpa, hace parte de un grupo de empresas colombianas, dedicadas a la explotación de carbón coquizable, lavado del mismo, preparación y proceso para convertirlo a coque. Como para todos es sabido, el coque es un producto esencial para el mercado mundial porque sin coque no se puede acero.

E.D: ¿Dónde radica el éxito de Milpa?

M.P: En un trabajo que hemos hecho con las empresas, y en el caso de Milpa, ¿por qué no decirlo?’, con mi familia, con mis hijos, con mi esposa; hemos logrado posicionarnos como los primeros mineros de carbón de minería subterránea en el país y como los primeros productores de coque a nivel país. Además nuestra gestión, acompañada por la de las demás empresas no llega ahí nada más, nos hemos convertido en el tercer país del mundo en exportaciones de coque

E.D: ¿Cómo podría seguir creciendo Milpa?

M.P: Tenemos la falencia de la falta de infraestructura vial que nos acorte la distancia a los puertos porque el producto está, son algo así como cinco mil millones de toneladas que hay entre Boyacá y Cundinamarca de la mejor calidad en el centro y el sur de América. Tenemos el material humano disponible para trabajar, los equipos se pueden importar en algún momento si es necesario mecanizar la minería, tenemos el mercado, pero tenemos una gran falencia y es la falta de infraestructura suficiente, no solo en lo referente a las principales carreteras que no llevan a los puertos, sino en las vías terciarias que están en pésimas condiciones.

E.D: Esa es una problemática de antaño, promesas se han hecho pero no ha habido cambios, ¿qué ha pasado?

M.P: Desafortunadamente este es un país que tiene muchas leyes, y llega el momento en que eso se convierte en una telaraña que no deja que las cosas funcionen (…) puede que exista la mejor voluntad del Gobierno Central, pero hay un marasmo de leyes, eso tiene que cambiarse.

E.D: ¿En qué hemos fallado todo este tiempo, ¿la capacidad política? ¿La capacidad empresarial? ¿La presión social? ¿La falta de representación nuestra? ¿Todo esto junto?

M.P: Yo apuntaría a los últimos acontecimientos. No voy a dar nombres precisos pero basta decir que en las últimas contiendas electorales se ha tomado como bandera política el tema ambiental, y en consecuencia encontraron un nido de votos atacando a la minería

2 COMENTARIOS

  1. Se dice que la explotación del carbón produce daños ambientales, si se hace técnicamente podría no producir el mencionado daño. El daño ambien tal se produce por falta de control de parte de las autoridades ambientales; a veces, son corruptas, se dejan comprar por parte de los productores de carbón. Dn Miguel tiene razón, con lo de las regalías, la maraña de leyes no permiten el retorno de esos dineros a la comunidad que lo reclama.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.